La imagen de Paula Dapena ha dado la vuelta al mundo.
ETIQUETAS:
Por:
Redacción -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Lunes 30 de noviembre de 2020 03:45 PM

 

La imagen de Paula Dapena sentada de espaldas en el centro del campo de la ciudad deportiva de Abegondo, en La Coruña, rompiendo la fila que formaban sus compañeras durante un minuto de silencio en memoria de Diego Armando Maradona, antes de un amistoso de su equipo, el Viajes EntreRías Fútbol Femenino, contra el Deportivo Abanca, ha dado la vuelta al mundo.

Ese gesto ha situado a la jugadora de ese club de Pontevedra en el centro de la diana de muchos seguidores del astro argentino y, según relata, ha recibido amenazas de muerte en las redes sociales.

VER TAMBIÉN: Johan Camargo hace un llamado a la conciencia

“No lo esperaba”, admite en una entrevista con EFE. Pero tampoco se esconde. Hoy ha concedido 20 entrevistas. “Está siendo agobiante, pero lo volvería a hacer una y mil veces”, apunta Dapena.

"El sábado, cuando íbamos a coger el autobús para ir a jugar contra el Deportivo, una compañera de mi equipo me comenta que la Federación Española había acordado un minuto de silencio por Maradona. Yo ya le dije que me negaba rotundamente a hacerlo. Y antes del partido se lo dije a todo el equipo. Creo que nadie me tomó en serio, pero cuando la árbitra nos avisó del minuto del silencio ya se lo dejé claro. Me giré y me senté en el suelo", contó.


VER TAMBIÉN: Chantal Martínez: 'Me miraban como que no valía nada, siempre me trataban mal'

"Tengo mis ideales propias, creo que para ser jugador y buen deportista tienes que tener valores por encima de tu fútbol. Maradona era un maltratador, no nos podemos olvidar de eso. Yo no critico que Maradona se haya drogado. No. Hay muchos futbolistas, cantantes, actores, actrices que lo han hecho, pero ahí se están haciendo daño a sí mismos. En el momento en el que pasas la línea para hacerle daño a otras personas es cuando yo ya no los considero unos referentes", argumentó.

Imagen viral

"El domingo por la mañana me levanté con muchos mensajes de apoyo y de cariño. Pero en cuanto la noticia salió de España y llegó a Italia y Sudamérica ya empecé a recibir amenazas, incluso algunas de muerte. Y no solo yo. Algunas compañeras que me habían mostrado su apoyo en Instagram también fueron amenazadas y acosadas", reveló.

Lo volvería a hacer

"Sí, claro. Una y mil veces más. He hecho capturas para intentar denunciar esas amenazas, pero no me van a callar. Lo he hecho convencida porque tengo mis ideales. No me van a callar", afirmó.

No dejes de leer