El prospecto panameño Iván Herrera deja a muchos con la boca abierta en la organización de los Cardenales de San Luis.
ETIQUETAS:
Por:
Humberto Cornejo O. -
[email protected] | @cornejohumberto |
Martes 26 de mayo de 2020 12:00 AM

 

El prospecto panameño Iván Herrera sigue dejando a muchos con la boca abierta, ya que ha demostrado la confianza que se necesita para estar detrás del plato, y la consistencia ofensiva para seguir ascendiendo en la finca de los Cardenales de San Luis.

 

Y es que a su corta edad, Herrera 19 años ha superado la Clase A, se ganó una invitación el año pasado a la Arizona Fall League y se convirtió en uno de los mejores talentos de todas las menores. Esto sin olvidar que en la campaña de 2018 jugó dos partido en doble A.

 

"Esa es su naturaleza. Esa es su confianza, y así es como sale, con su sonrisa. Es un joven extremadamente concentrado", manifestó el director de desarrollo de jugadores, Gary LaRocque en una etrevista a San Luis Post-Dispatch.

 

Ver También: Kharma, el mascarero de Panamá

 

En sus tres temporadas en las menores, Herrera acumula un promedio de .309 , con 11 jonrones y 99 carreras empujadas, en 166 partidos.

 

"En la Liga de Otoño, nadie se detiene para pensar que solo tiene 19 años. No se imaginan que tienen esa edad", manifestó LaRocque, quien dice que el istmeño hace cosas geniales a su corta edad.

 

Ver También: Rod Carew asegura que no lo escuchan

 

"Está haciendo las cosas bien", agregó.

 

Cabe destacar que durante la pretemporada, los entrenadores vieron que Herrera presentaba un brazo más fuerte.

 

"Escuchamos que tiene la aptitud para seguir el plan de juego detrás del plato", dijo el director de los Cardenales de San Luis, Mike Shildt, quien va para su tercera campaña con el equipo.

 

 



Prospecto panameño.

Escuchamos que tiene la aptitud para seguir el plan de juego detrás del plato.

19


años tiene Ivan Herrera.

Esa es su naturaleza. Esa es su confianza, y así es como sale, con su sonrisa. Es un joven extremadamente concentrado.

No dejes de leer