El actual presidente de la Federación Peruana de Fútbol es acusado de delitos de homicidio y asociación ilícita.
ETIQUETAS:
Por:
Redacción -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Lunes 03 de diciembre de 2018 06:00 AM

 

Edwin Oviedo, presidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF) y exmandatario del Juan Aurich, quien es acusado de ser el líder de una organización criminal conocida como "Los Wachiturros de Tumán" -podría ser condenado a cárcel el próximo viernes-, usó dinero de la azucarera Tumán para depositar 70 mil dólares a la cuenta del delantero panameño Luis Tejada.

La información fue revelada por el fiscal Juan Carrasco. El deposito al exjugador del Juan Aurich se dio el 6 de septiembre de 2012.


VER TAMBIÉN: Testigo complica al presidente de Federación Peruana, imputado por asesinatos


De acuerdo al informe de la fiscalía, Pablo Arce, gerente de finanzas de la empresa Tumán, hizo el pago de los dólares mencionados a una cuenta en Panamá a nombre de Luis Tejada.

"Este hecho se pudo comprobar luego de que se levantara el secreto bancario del gerente allegado a Edwin Oviedo. Como se recuerda, ese año, Luis Tejada fue el goleador del Juan Aurich", redacta un escrito del diario peruano El Popular.


VER TAMBIÉN: Las opciones de Román, tras una marcha casi inminente del Seattle Sounders


Oviedo es acusado de delitos de homicidio y asociación ilícita. Además, se lo señala como autor mediato de los asesinatos de Manuel Rimarachín Cascos y Percy Farro Witte, exdirigentes de la azucarera Tumán.

Se defiende

"Necesitamos que se sepa la verdad, yo nunca participé. Lo único que he hecho es dedicarme a trabajar a tiempo completo en la Federación estos tres años. Es la única forma de sacar adelante lo que hace 36 años no se hacía... No he hecho absolutamente nada malo, no tengo ninguna participación, en absoluto. Cómo voy a pensar que va a suceder lo contrario. Creo en mi inocencia, soy inocente de estos cargos y estoy seguro que el día viernes se va a poder demostrar esta inocencia", dijo Oviedo en su defensa.

No dejes de leer