Según Cristóbal Girón, director técnico de esta novena, los integrantes de la Leña Roja escucharon largas conversaciones motivacionales.
Coclé celebró en el estadio Rommel Fernández.
Coclé celebró en el estadio Rommel Fernández.
ETIQUETAS:
Por:
Enyoline Barría -
[email protected] | @EnyBarria |
Jueves 08 de marzo de 2018 12:00 AM

Coclé está de fiesta y no es para menos, ya que después de 47 torneos ha vuelto a ser el monarca del Campeonato Nacional de Béisbol Juvenil 2018.

Pero no crea que se le hizo tan fácil llegar a este premio, puesto que la ansiedad y el estrés siempre estuvieron amenazando con arrebatarle el galardón por el que estaba luchando.

Según lo comentado por Cristóbal Girón, director técnico de esta novena, los integrantes de la Leña Roja escucharon largas conversaciones en las que se les trataba de animar a que se "gozaran" el partido y sobre todo que jugaran "sueltos", para así tratar de obtener un resultado positivo.

VER TAMBIÉN: 'Gavilán' y un regalo muy valioso

"Tuvimos que conversar mucho con ellos, más en este último partido, porque estaban presionados por los últimos resultados, y así no podíamos trabajar", explicó Girón. "Se les habló, se les pidió que, claro que era una final de campeonato, pero que disfrutaran el partido, que vieran el juego como la oportunidad de darles alegría a los fanáticos, de mejorar, de que si trabajaban bien harían historia para Coclé y sobre todo se les dijo que salieran a gozar, ya que para algunos era su último juego en la división juvenil".

Trabajo de emociones

Girón confesó que en ocasiones entiende el sentir de sus pupilos, ya que en la adolescencia es cuando más cuesta controlar las emociones.

"La presión se palpa en la forma en que se expresan, como caminan, como llegan al estadio, los técnicos nos damos cuenta de eso y a su edad, a veces por querer hacer las cosas muy bien, caen en la ansiedad y no les resulta, entonces ahí sale la frustración y por eso hay que hablarles", explicó.

El técnico no solo le dio crédito al control de emociones, puesto que consideró que llegaron al sendero de la victoria gracias a su bateo.

"Los chicos fueron bastante consistentes, la prueba está en que estuvimos siempre en el segundo lugar en la serie regular. El bateo fue la clave, creo que fuimos el equipo que mejor promedio tuvo en todo el campeonato", dijo.

¿Seguirá con Coclé?

Sobre su continuidad en el equipo, Girón confesó que primero deberá conversar con su esposa, quien es la que firma y aprueba sus contratos.

"Todavía no tengo la decisión tomada, sin duda alguna fue un campeonato que requirió mucha energía, fue muy tenso, la verdad es que estoy un poco cansado. Así que debo sentarme con mi esposa y conversar a ver qué decisión tomo porque ella es supernerviosa, entonces ella decidirá si seguir poniéndose nerviosa en los juegos o no firmar", manifestó entre risas.

Además confesó que fue su esposa la que le llevó a aceptar el dirigir a Coclé.

"Cuando se me presentó la oportunidad, fue ella la que me dijo que aceptara el reto porque ella sentía que a mí me faltaba algo, que era estar trabajando en el béisbol, y bueno, yo acepté y ella firmó", cerró.

VER TAMBIÉN: Rusia 2018, el mundial al que los hinchas podrían llevar marihuana y cocaína

 

 


Coclé fue el primer equipo en ganar el Campeonato Nacional de Béisbol Juvenil, que tuvo su primera edición en 1962.

En el estadio Rod Carew

47


torneos tuvieron que pasar para que Coclé ganara.

56


años esperaron para que este momento llegara.

El equipo de Coclé se coronó campeón tras derrotar 6-0 a los Potros de Panamá Este en el séptimo juego de la serie final. La victoria la aseguraron Ronald Guardia con un cuadrangular en la tercera entrada con dos a bordo y un triple de Jean Arnáez en el sexto episodio. Julio Goff lució bien como abridor en siete entradas y terminó invicto en el torneo, tras registrar marca de 9-0.

 

No dejes de leer