Luis "Manotas" Mejía habló con día a día sobre su carrera y su no llamado a la selección de Panamá para el Mundial de Rusia 2018.
Luis "Manotas" Mejía/Anayansi Gamez
Luis "Manotas" Mejía/Anayansi Gamez
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @EnyBarria |
Jueves 14 de junio de 2018 12:00 AM

 

Después de terminar una sesión de entrenamiento, de protagonizar una mini sesión fotográfica -hecha a la brevedad por la humedad que rodeaba el estadio Rommel Fernández -, en la que fue "regañado" por una señora que le exigía sonreír en cada instantánea, Luis "Manotas" Mejía buscó un par de sillas, se puso cómodo y dejó a disposición su tiempo para hablar con día a día sobre su carrera, su no llamado a la selección de Panamá para el Mundial de Rusia 2018 y de lo mucho que le ha ayudado un psicólogo deportivo en lo que va de su vida futbolística.

"Estoy feliz porque este 2018 arrancó muy diferente... venía de sumar dos títulos con el Nacional, el Campeonato Uruguayo y la Copa Intermedio, pero bueno, antes no había tenido muchas oportunidades de jugar como en este año que arranqué mejor, jugando, teniendo más continuidad y la verdad es que se siente mejor el sabor de poder ser partícipe de los dos últimos títulos", inició Mejía, quien aseveró sentirse feliz en el país suramericano al cual "me he adaptado muy bien, ya son prácticamente 10 años allá, 10 años que te hace sentir uno más".

"Manotas" explicó que para él mentalmente fue "difícil no tener continuidad" en el equipo, sin embargo, pudo superar esa etapa gracias a las sesiones con el psicólogo deportivo del onceno charrúa, que le ayudó a superar la ansiedad y mantener una mentalidad fuerte.

"Voy dos veces a la semana al psicólogo deportivo, me ha ayudado mucho. Por ejemplo, en el tiempo que pasé sin jugar, la verdad fue un momento donde debí estar bien mentalmente y hoy puedo decir que aquello me ha ayudado mucho a estar fuerte mentalmente, a no estresarme, a no dejarme ganar de la ansiedad, la verdad me ha ayudado mucho y hoy en día jugando también le he sacado mucho provecho a eso", manifestó.

Y fue precisamente esta situación la que le asistió para asimilar con mayor rápidez la no convocatoria de Hernán Darío "El Bolillo" Gómez, técnico de la Roja, para participar en la Copa del Mundo, la cual arranca hoy.

VER TAMBIÉN: José Calderón: 'Las treinta y dos selecciones tenemos ansiedad'

"Cuando no recibí el llamado, me dolió, pero ya pasando el día a día uno ve las cosas diferentes, entonces ya mi cabeza estaba en otra cosa, la verdad es que la gente en el equipo me apoyó mucho, me decían que no podía tirar todo lo bueno que venía haciendo por una decisión, además, valoré mucho el cariño de la gente, tanto en Uruguay como en Pánamá. En redes sociales la gente me brindó su apoyo y la verdad me quedo con esas cosas".

Acerca del mundial, el portero señaló que "le va a Panamá" y que está seguro que los pupilos de "El Bolillo" tendrán una buena presentación ante el mundo.

"En nuestro primer mundial nos tocó un grupo complicado, pero creo que el panameño saca algo de adentro, el orgullo de siempre querer salir adelante, no tengo duda de que harán un buen mundial, aparte hay una generación muy buena, con experiencia, hay jóvenes y creo que se pueden hacer las cosas bien", cerró.

VER TAMBIÉN: El panameño Ismael Díaz, sobre Bélgica: 'Comprobamos su potencial en ataque'

 


Por el momento el istmeño se mantiene disfrutando tiempo con sus seres queridos en sus vacaciones.

cree que hay una generación 'muy buena'.

27


años tiene el arquero que juega en la Primera División de Uruguay.

10


años son los que ya lleva viviendo en el país sudamericano.

Acerca de su paternidad, Luis "Manotas" Mejía describió el rol como algo que "no tiene precio", y aunque no pueda estar con su hijo a diario, siempre están en constante comunicación e informándole que él no es cada jugador que sale en la televisión.

"Me dicen que siempre cuando él ve la televisión piensa que soy yo el que está jugando, se la pasa diciendo: 'papá, papá, papá'", relató.

 

No dejes de leer