"Dios me habló a mi corazón, sentí que era el mismo Dios hablándome... no podía parar de llorar", contó el internacional con la Roja
ETIQUETAS:
Por:
Eduardo González -
[email protected] | @Edgonzalez29 |
Martes 16 de junio de 2020 12:00 AM

 

Manuel Vargas recuerda con claridad el día en el que tomó "la mejor decisión" de su vida: "aceptar a Cristo en mi corazón".

"Fue un 27 de febrero de 2015. Ese día la palabra de Dios me habló a mi corazón... sentí que era el mismo Dios hablándome... no podía parar de llorar", confesó a día a día el futbolista panameño.

"Tenemos 5 años sirviéndole a Dios, siéndole 100 % fiel", agregó el centrocampista, quien dice que de niño ya conocía algo de la palabra, pero que con el pasar de los años se apartó de los caminos y empezó a vivir en rebeldía y desorden.

 

VER TAMBIÉN: Mundial de Rusia 2018: histórico y agridulce para la selección de Panamá

 

"Tenía una vida de desobediencia, era un joven rebelde, problemático, desordenado... para unos carnavales, en el club habían dado permiso para irse solo hasta el lunes, pero yo volví el jueves... tuve muchas consecuencias por eso, pero el Señor pudo corregir muchos aspectos en mi vida", dijo.

Vargas, por otra parte, contó que ha sido lo que más le ha costado dejar o cambiar para poder dedicar sus días a servir a Dios.

 

VER TAMBIÉN: El 'Futboltón' fue un golazo

 

"Me costaba saber que no iba a poder estar 'parkeando' con los amigos... pero yo busqué a Cristo de verdad, sinceramente, no que hacía una cosa en la iglesia y otra en la casa... pero sí pensé al principio que ya no iba a poder estar con dos o tres muchachas, era una decisión difícil que me impedía buscar de Dios", manifestó.

"Dios me fue quitando las cosas malas sin yo darme cuenta... en el momento que menos pensaba dejé de tomar cerveza", confesó.

Fiel

"Desde el día que acepté a Cristo no he vuelto a estar con otra mujer que no sea mi esposa... son cinco años de serle fiel a una sola mujer. Uno sí puede serle fiel a una sola mujer", continuó.

"¿Los amigos?, a muchas amistades tuve que apartarlas, también me costó mucho, pero eran amistades de 'parking', esas se fueron apartando solitas... las verdaderas amistades sí permanecen conmigo hasta el día de hoy", sentenció el jugador del Santos F C, de la segunda división de Perú.

 



Y su vida en los caminos del Señor.

Cuando uno ha recibido algo bueno, uno como que no se puede callar, quiere comentarlo y compartirlo.

Cuando estaba en el Chorrillo FC teníamos un horario de enseñanza para compartir la palabra, igual en San Francisco y en Costa del Este... ahora, en Perú, al principio no se oraba nada, pero fui implementándolo, pidiéndole permiso al 'profe', porque era otra cultura, otras creencias; pero gracias a Dios lo aceptaron los compañeros.

29


años de edad tiene Manuel Vargas.

2017


jugó por última vez con la selección de Panamá.

No dejes de leer