En la terminal de transporte de Albrook funcionan 52 locales comerciales que venden comida y aperitivos para los usuarios.
Vendedores informales de la terminal entran escondidos. Foto: Yanelis Domínguez
Vendedores informales de la terminal entran escondidos. Foto: Yanelis Domínguez
ETIQUETAS:
Por:
Yanelis Domínguez -
[email protected] | @YanelisDD |
Sábado 09 de marzo de 2019 12:45 PM

'Soda y agua', así vociferan de manera sigilosa los vendedores informales en la terminal de transporte de Albrook, que por muchos años han sido el blanco de los administrativos del lugar, pues estos no cuentan con los permisos para vender en el sitio.

 

Benjamín Solís, director de seguridad del sitio, explicó que estos vendedores son deshonestos y agresivos, principal razón por la que no deben estar dentro de las instalaciones del lugar e inclusive han llegado agredir al personal que trabaja en la terminal.

 

Leer también: Habrá inversión de carriles de Panamá Oeste hacia la ciudad por inicio de clases

 

Se les dio una oportunidad

A pesar de la batalla 'campall'  que ambos llevan, no todo es malo, ya que según Solís durante el 2010 se les dio la oportunidad de vender en el área bajo un programa llamado "Servicio al Punto" donde se les daba la mercancía de los negocios legalizados de la terminal  a precios bajos y amplio margen de ganancia para vender, pero ellos mismo lo acabaron.

 

"Paliaban territorios de ventas, introducían mercancía que venía de afuera y hasta llegaron a pelear a 'puños' delante de los usuarios", dijo Solís.

A ellos se les capacitó con buenos modales y servicio al cliente, pero nada funcionó, concluyó Solis. 

 

 

Historia:

*Los vendedores informales tomaron fuerza en Panamá durante la época de los 60, cuando habían muchos cubanos en el país y estos no tenían sus documentos en regla y comenzaron a vender en los semáforos.

*En cuanto a la terminal de transporte los vendedores migraron al lugar junto con las prestatarias cuando la piquera en  El Chorrillo fue mudada en el año 2000.

No dejes de leer