El fenómeno de la contaminación de las redes eléctricas se produce por el exceso de polvo propio de la temporada seca.
Foto ilustrativa de la jornada de verificación.
Foto ilustrativa de la jornada de verificación.
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @diaadiapa |
Martes 02 de abril de 2019 04:30 PM

Los apagones eléctricos cada vez son más frecuentes en el distrito de La Chorrera, en la provincia de Panamá Oeste, un problema que la empresa eléctrica Naturgy Panamá S.A., atribuye a la  contaminación de las redes, luego de registrarse lluvia en el área.

 

Ver más: El amor por su hijo, llevó a la tumba a Norma y a parte de su familia 

 

La noche del lunes, se registraron al menos tres apagones eléctricos, los cuales afectaron los corregimientos de Guadalupe, Barrio Colón, Barrio Balboa y Hato Montaña en Arraiján.

A través de un comunicado, la empresa Naturgy Panamá S.A., indicó que el suministro de energía eléctrica se restableció a las 10:40 p.m. de la noche en Nuevo Arraiján, Valle Hermoso en Arraiján

Mientras que en los poblados de los corregimientos de  Guadalupe y Barrio Colón, el servicio fue normalizado a las 2:12 de la madrugada del martes.

 

Los moradores están preocupados por sus equipos 

 

El fenómeno de la contaminación de las redes eléctricas se produce por el exceso de polvo propio de la temporada seca, que se adhiere a las líneas y al momento de registrarse lloviznas o el sereno de la madrugada, se afecta el suministro de energía.

El comunicado de la firma  Naturgy Panamá S.A. añade que desde diciembre pasado se puso en marcha un plan de lavado preventivo de las redes eléctricas, para mitigar las afectaciones a causa de la contaminación,

Panamá Oeste es una de las zonas de concesión más vulnerables  en cuanto apagón eléctrico.

 

Ver más: Recuperan a menor de dos años desaparecido en Bugaba 

 

Estos apagones afectaron la planta potabilizadora de Mendoza, la cual cesó operaciones temporalmente por falta de energía, afectando a poblados del corregimiento Juan Demóstenes Arosemena en Arraiján.

No dejes de leer