Las multas por consumo de licor y la asistencia a playas suman ya los 3 mil dólares durante el mes de junio.
Playas.
No obstante, en otras playas como Punta Chame, la asistencia de público también ha ido en aumento los fines de semana. Eric Montenegro.
ETIQUETAS:
Por:
Eric Ariel Montenegro -
[email protected] | @diaadiapa |
Lunes 03 de agosto de 2020 04:30 PM

 

Cada fin de semana, las denuncias comunitarias por la presencia de bañistas violado la ley seca y cuarentana en las playas del Pacífico, en el distrito de Chame, provincia de Panamá Oeste, ocupan por más tiempo a la Policía Nacional y Jueces de Paz.

 

Aunque sin precisar una cifra exacta, el alcalde, Abdul Juliao, aseguró que la mayor cantidad de multas por violar la cuarentena, ha sido impuestas a bañistas en playa Coronado. 

 

El caso más reciente, es el del alcalde de la ciudad Capital, José Luis Fábrega, quien fue multado con 200 dólares, el pasado fin de semana.

 

Semanas atrás, fue multado un miembro del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), quien alegaba estar en una propiedad privada.

Leer también: Advierten sanciones para infractores de medidas en Los Santos

 

Alquilan casas para fiestas 

En esta zona residencial, también han intervenido los jueces de paz, por la realización de fiestas en casas que fueron alquiladas por los propietarios para este fin.

 

No obstante, en otras playas como Punta Chame, la asistencia de público también ha ido en aumento los fines de semana.

 

Para controlar el ingreso a las playas y la venta ilegal de licor, se ha procedido a nombrar jueces de paz, en Punta Chame, Líbano, Sajalices, Buenos Aires y Lajas, dijo el alcalde Jualio.   

 

Sobre la posibilidad de establecer un punto de control sanitario a la entrada del distrito de Chame, el burgomaestre, indicó que ello implicaría un mayor número de agentes policiales, considerando el desgaste de las unidades ya existentes. 

Leer también: Minsa y CSS de Panamá Oeste piden más apoyo para plan de trazabilidad

 

Muchos salvoconductos

Aunque el problema real, a criterio del alcalde chamero, está en la cantidad exorbitante de salvoconductos que han sido otorgados. 

 

Las multas por consumo de licor y la asistencia a playas suman ya los 3 mil dólares durante el mes de junio.

No dejes de leer