La ciudad de Colón está llena de recuerdos en viejos edificios que hoy ponen en riesgo a sus habitantes.
ETIQUETAS:
Por:
Diomedes Sánchez -
[email protected] | @DiaaDiaPA |
Viernes 09 de octubre de 2020 05:45 AM

La ciudad de Colón, perfectamente trazada, hoy se debate entre demoler edificios abandonados que representan un riesgo o preservar el patrimonio histórico en su casco antiguo.

En la conocida "tacita de oro", denominada así por su desarrollo, impulsado por la Zona Libre y sus puertos, se tiene pensado demoler 51 edificios dentro de la ciudad para culminar el Proyecto de Renovación de la Ciudad de Colón, una iniciativa que llenó de entusiasmo a sus pobladores, pero que con el pasar del tiempo fue perdiendo emoción y recursos. Ante esta decisión, informada por el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot), se avivó el deseo por respetar los inmuebles históricos, aunque la entidad asegura que se va a elaborar un manual que permita el rescate de los edificios que requieren conservarse.

En aquellos edificios donde habitaban familias colonenses, el grado de deterioro es muy avanzado, incluso, ya presentaban daños desde antes que sus habitantes fueran trasladados a la comunidad Alto de Los Lagos, en las afueras. Ahora, que nadie habita, las edificaciones vacías se han convertido en mudos testigos de un pasado de desarrollo décadas atrás y son solo usados como vertederos de basura, refugio de personas de mal vivir, para provocar incendios o son invadidos por quienes ya fueron movidos a otras zonas.

El debate gira en torno a la Casa Wilcox, a los edificios conocidos como Cuatro Potencias: Portobelo, Donoso, Chagres y Santa Isabel, el edificio Fénix y otros, que hoy sucumben ante el olvido.



Aunque resulte difícil...

Varias son las voces que consideran que existen otras estrategias para intervenir estas estructuras que no involucren la demolición, pero reconocen el daño de los caserones. Para Javier Thompson, de 55 años de edad, residente en la ciudad de Colón, lo ideal sería que las edificaciones fueran rescatadas para que no se pierda la arquitectura que tienen estos edificios, no obstante, considera que el tiempo, ya ha hecho mucho daño, resultado de no ser atendidos.

“Aunque me resulte duro, creo que se deben hacer réplicas, para rescatar aquellos edificios, como la Casa Wilcox, porque reconstruirla llevaría mucho tiempo y mucho dinero”, añadió.

Thompson se refiere a la histórica casa construida por el comerciante estadounidense, Robert Wilcox en época donde la provincia vivía su auge comercial. De acuerdo con estimaciones del gobierno pasado, el rescate total de la casa llegaría a costar 15 millones de dólares.

LEA TAMBIÉN: Ricardo Gaitán, un panameño que motiva en Instagram

Leiza Withe Brown de 46 años de edad, otra moradora de la ciudad de Colón, piensa que se debe hacer algo rápido, antes de que estas casas se vayan cayendo y provoquen víctimas fatales por caída de losas, como ha ocurrido en años anteriores.

“Todo se hará en base a estudios”

Consultada sobre el tema, Katti Osorio, directora de Patrimonio Histórico del Ministerio de Cultura, respondió que el Gobierno Nacional mantiene gran interés en potenciar la riqueza cultural del centro histórico de Colón para propiciar la prosperidad de todos los colonenses.

Osorio explicó que las instituciones competentes se mantienen en conversaciones para recolectar información completa y actualizada sobre estos bienes, tomando en cuenta su importancia. Aseguró que cada paso que se dé, se hará en base a estudios y evidencia científica como indica la legislación, para que la “tacita de oro”, brille de nuevo con su belleza auténtica y sea el motor de progreso de Colón y del país. Y es que, el centro histórico de la ciudad de Colón, está protegido por la Ley 47 del 2002 donde se preservan 19 edificios, siete espacios abiertos públicos y nueve conjuntos de edificaciones.

La Alcaldía de Colón será el ente coordinador de las acciones relacionadas a las demoliciones de los viejos caserones en la ciudad de Colón, mediante una junta de planificación  municipal.

Alex Lee, alcalde de Colón manifestó que por primera vez existe una planificación para tomar la decisión de cuál va a hacer el destino del casco de la ciudad atlántica, todo dirigido a darle una mejor imagen a la urbe.

Lee enfatizó que se van a demoler los edificios que están abandonados y dan una imagen “fantasmagórica” a la ciudad de Colón.

INTERESANTE: Panameñas en OnlyFans, negocio redondo que da miles mensuales por enseñar de más

Marta Macías, representante de corregimiento del Barrio Sur, situado en la ciudad de Colón, indicó que en su sector hay ocho viviendas que ya están programadas para “tumbarlas”, entre ellas, la Cuatro Potencias, pero precisamente, existe el dilema de patrimonio histórico. Ahí se repudia la demolición.



Javier Linch, representante del corregimiento del Barrio Norte, contó que en su área, dentro de la ciudad de Colón, han detectado cuatro edificaciones que deben ser demolidas, pero se verificó que algunas de ellas están muy cerca a otras viviendas y se debe estudiar el caso. Linch, dice que en su corregimiento hay entre 26 a 30 edificios en mal estado, que se suman a las del Barrio Sur.

La pandemia puso pausa

Alejandro Vargas, director regional del Miviot en Colón dijo que a finales del año pasado se aprobó una adenda para demoler unos 51 edificios, pero debido a la pandemia esto tuvo que esperar.

Vargas explicó que un edificio que mantuvo su deterioro es más propenso a ser demolido, que a ser restaurado.

El tema, de acuerdo con Vargas, será evaluado por el alcalde Lee, la gobernadora y otras entidades, en medio de un momento donde no existen los fondos.

MÁS: Comercio electrónico se convierte en un aliado para desempleados en pandemia

Las demoliciones serán hechas por la constructora Grupo CUSA a los primeros ocho edificios en la ciudad de Colón que están en mal estado, según Vargas.

No dejes de leer