La celebración se realizaba en el sector de Finca Caoba 09 en el corregimiento de Rodolfo Aguilar Delgado.
Quinceaños.
Una vez las autoridades en el lugar conversaron con los organizadores, se conoció que se aplicarán las respectivas sanciones. Foto: Mayra Madrid.
ETIQUETAS:
Por:
Mayra Madrid/Corresponsal/Chiriquí -
[email protected] | @diaadiapa |
Domingo 16 de agosto de 2020 01:15 PM

 

Las celebraciones en plena cuarentena no cesan, música, bebidas alcohólicas y exceso de personas son el detonante de cada una de estas celebraciones que cada día se vuelven más frecuentes en esta cuarentena y que la provincia de Chiriquí no escapa pese al alto número de casos que son reportados a diario por COVID-19. 

 

Este fin de semana unidades del Servicio Nacional de Fronteras ( Senafront) en la provincia de Chiriquí acompañaron a la juez de Paz del corregimiento Rodolfo Aguilar en el distrito de Barú donde se había reportado la celebración de una fiesta, al llegar al lugar se trataba nada más y nada menos que de un quinceaño, donde había una gran cantidad de personas.

 

La celebración se realizaba en el sector de Finca Caoba 09 en el corregimiento de Rodolfo Aguilar Delgado, los invitados disfrutaban como cualquier día,  pese a que en la provincia de Chiriquí se mantiene vigente el decreto de cuarentena total los fines de semana.

Leer también: Fiscalía Anticorrupción abre una investigación por uso de bienes del Estado

 

Denunciados por teléfono

Se informó que la fiesta se realizaba en la residencia de los padres de la quinceañera, con todos tipo de decoraciones y donde la mayoría de los invitados no portaban mascarillas, incluso habían menores de edad que  participaban de  una coreografía que le tenían preparada a la agasajada.

 

Una vez las autoridades en el lugar conversaron con los organizadores, se conoció que se aplicarán las respectivas sanciones.

 

Una fuente cercana  indicó que la celebración había sido denunciada a través de la línea telefónica en tres llamadas diferentes que catalogaban la actividad como una irresponsabilidad.

Leer también: Textos escolares violan la moral e integridad
No dejes de leer