Diorsides Salamín Domínguez, era oriundo de la apartada comunidad de La Encantada de Río Indio.
Madre de Diorsides Salamín Domínguez Flores.
El joven Diorsides Salamín Domínguez, de 18 años, que estudiaba el sexto año en Bachiller en Comercio en la escuela secundaria Ángel María Herrera de Penonomé. Foto/Elena Valdez
ETIQUETAS:
Por: Elena Valdez/Redacción/Web
[email protected] | @ElenaValdez1
Miércoles 09 de mayo de 2018 03:45 PM
 
En medio de la impotencia pidió justicia la madre del joven estudiante que fue asesinado de un disparo por unos encapuchados para robarle en el río Zaratí en Ribazo de Penonomé, en la provincia de Coclé,  a plena luz del día el pasado martes. Aún no hay capturados. 
 
Lea también:Encuentran sanos y salvos a reportados como desaparecidos en isla Galeta
 
El joven Diorsides Salamín Domínguez, de 18 años, que estudiaba el sexto año en Bachiller en Comercio en la Escuela Secundaria Ángel María Herrera de Penonomé, vivía en Vista Hermosa por estudios, pero era oriundo de la apartada comunidad de La Encantada de Río Indio en el norte de Penonomé.  
 
Después de haberse visto con su padre el martes a eso de las 11:00 a.m. , donde recibió el dinero para comprarse el suéter del colegio, su padre se retiró a Río Indio y él fue de paseo con su novia al río Zaratí en Ribazo de Penonomé, donde al poco tiempo de llegar fueron atacados por dos sujetos encapuchados que le robarían sus pertenencias y el poco dinero que le dejó su humilde padre, el suplente a representante del corregimiento de Río Indio del Norte de Penonomé. 
 
Diorsides Salamín Domínguez  tenía 18 años
 
Aún no hay capturados, pero si un sospechoso, según dijo el comisionado jefe de la zona de Policía de Coclé, Aníbal Prados, quien manifestó que en conjunto con el Ministerio Público realizan pesquisas para dar con el paradero de los encapuchados que acabaron con la vida de este estudiante que estaba en el río con una joven. 
 
Delincuencia en Coclé
 
Deysi Flores, madre del joven,  aclaró que no es menor de edad, ya que hace poco cumplió su mayoría de edad, era un hijo tranquilo, trabajador y estudioso que no merecía este fin. 
 
“Exigimos justicia porque no es posible que nos hayan matado a nuestro hijo, lo sacamos de Río Indio a estudiar y lo estaba haciendo y fue a pasear y nunca pensó que lo matarían, estamos sufriendo y pido a las autoridades justicia por lo que pasó a mi hijo y que esto no se quede así”, dijo. 
 
Lea también:PN y MP investigan trifulca donde resultó herido un menor de edad en Colón
 
Se espera que esta semana se realicen las honras fúnebres se realicen esta semana, pero en la apartada comunidad de Boca de Tulú en el norte de Penonomé en el cementerio, donde descansan otros familiares de este jovencito que no alcanzó a entregar a sus padres el diploma de sexto año Bachiller en Comercio. 
No dejes de leer