La condena fue por la inscripción de una propiedad en Pueblo Nuevo que había sido dejada en herencia a un familiar de la dueña (fallecida) del bien.
Las condenadas no podrán ejercer funciones públicas, después de pagada la condena. Foto: Ilustrativa
Las condenadas no podrán ejercer funciones públicas, después de pagada la condena. Foto: Ilustrativa
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @jeandiaz1331 |
Martes 30 de octubre de 2018 06:45 PM

 

A cuatro y cinco años de prisión fueron condenadas dos mujeres por el delito contra la fe pública en la modalidad de falsificación de documentos.

Sonia Catalina Lara Arena de Méndez fue condenada a cuatro años de prisión, mientras que Griselda María Méndez Lara fue condenada a cinco años de prisión como pena principal. Adicional se le impuso una pena accesoria a un año y cinco años, respectivamente para la inhabilitación para ejercer funciones públicas.

 
 
Además: Imputan cargos a mujer involucrada en secuestro de bebé de 3 meses en Arraiján

 

Esta sentencia fue efectiva mediante el Tribunal de Juicio, la lectura se realizó el pasado miércoles 24 de octubre de 2018.

 
Fue por una propiedad privada

Esta sanción guarda relación con el traspaso ilegal de una propiedad.

 
Puede leer: Supuestamente por $75 afiliaba extranjeros, se le imputaron cargos

 

Este bien había sido heredado a los familiares de una persona fallecida, quienes cuando iban a realizar el traspaso de la propiedad, ubicada en el corregimiento de Pueblo Nuevo, en la provincia de Panamá, descubrieron que ya tenia un nuevo dueño que era Arena de Méndez.

 
La dueña murió en el '86

Cabe señalar que los trámites de la minuta y la escritura pública se efectuaron en el año 2004 en la Notaría Segunda de Coclé, luego fue inscrita en el Registro Público de Los Santos, pero no se había podido concretar la venta, ya que la dueña legal falleció el 9 de mayo de 1986.

 
 
Vea más:  Mujer es condenada a 70 meses de prisión por posesión agravada de droga

 

El fiscal Jorge Luis Rodríguez de la Sección de Juicio Oral e Investigación y Seguimiento de Causa, representó al Ministerio Público. Las condenadas tuvieron representación legal por parte de los juristas Victoria Norato y Abel Domínguez, ambos de oficio.

 

No dejes de leer