El recibo de luz eléctrica les ha bajado considerablemente y solo usan la lavadora cuando por algún motivo no pueden ir a la quebrada.
Ahora hay otras vecinas que también se animaron y  hacen lo mismo donde se  aprovecha para hablar de muchos temas de la comunidad y familiares. Foto: Melquiades Vásquez
Ahora hay otras vecinas que también se animaron y hacen lo mismo donde se aprovecha para hablar de muchos temas de la comunidad y familiares. Foto: Melquiades Vásquez
ETIQUETAS:
Por:
Melquiades Vásquez -
[email protected] | @diaadiapa |
Domingo 21 de julio de 2019 03:00 PM

 

Viejas costumbres, muy sanas, que se estaban quedando relegadas ante la nueva era de la tecnología se están retomando en algunas comunidades de la provincia de Veraguas.

En ese sentido  muchas de estas han vuelto ser parte del sistema de vida de largas generaciones y lo mejor es que ahora están nuevamente en práctica  para abaratar los costos de la vida  que se tiene en el hogar.

Una muestra de esto lo hace Carelia Gil, una señora residente en la comunidad de Maquencal de Río de Jesús. Ella dijo que en su casa tiene lavadora, agua de acueducto,  luz eléctrica, pero todo esto es un gasto y cuando no se tiene dinero es un martirio en pensar en esa deuda.

 

Lea también: Lavan en la quebrada para ahorrar el costo de energía eléctrica en Maquencal

 

Ella manifiesta que una de las mejores formas para no tener tantos gastos de consumo de lo antes mencionado es hacer lo que se acostumbraba hacer toda una vida en  el campesino.

Esta señora lava su ropa en una quebrada cerca de su casa, agua limpia y fresca  que le sirve también para  otras necesidades como limpieza de su casa , fregar o bañarse.

Dijo que volver a lavar la ropa en una quebrada es saludable para ella, puesto que recuerda a sus antecesores que todos iban a la quebrada en otras partes o comunidades van al río.

Eso era una sana convivencia que había, pero se fue perdiendo con la llegada de los aparatosos lavadores de ropa.

 

Entérate: Celebraba un cumpleaños y le dieron cuatro balazos desde un taxi en marcha

 

Indicó que hacer estas actividades como anteriormente lo hacían la gente en todas las comunidades es como sentirse liberada del estrés emocional.

Comentó  que se ahorra el consumo de la energía eléctrica y de agua del sistema de acueducto y así  el pago es  menor.

La dama residente en la apartada comunidad de Río de Jesús dio a conocer que que decidió lavar su ropa y la de su familia en la quebrada viendo que hay demasiada agua en las quebradas que se desperdicia.

Ahora hay otras vecinas que también se animaron y  hacen lo mismo donde se  aprovecha para hablar de muchos temas de la comunidad y familiares.

En Maquencal no solo la señora Carelia está lavando su ropa en esta quebrada de aguas limpia, sino también otras damas que sienten que es importante ahorra el agua del acueducto.

Aprendizaje:

El recibo de luz eléctrica les ha bajado considerablemente y solo usan la lavadora cuando por algún motivo no pueden ir a la quebrada.

No dejes de leer