Magistrados revocaron las medidas cuatelares impuestas a Yemil y ordenaron su detención preventiva y su ingreso a un centro penal.
Yemil salió de la sala de audiencia directo para un centro penitenciario. Foto: Jesús Simmons
Yemil salió de la sala de audiencia directo para un centro penitenciario. Foto: Jesús Simmons
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @jesus06041973 |
Jueves 01 de agosto de 2019 06:30 PM

 

El pasado 26 de junio de 2019, el cantante de reggae Yerik Emil Navarro Mosquera, conocido en el mundo musical como Yemil salió reído de la audiencia donde la juez de garantía Yarabis Quijano le imputó los cargos por los delitos de lesiones agravadas de género y privación de libertad.

Este 1 de agosto de 2019, en la audiencia de apelación que se llevó a cabo en la sala 11 del Sistema Penal Acusatorio (SPA) en Plaza Agora, la cosa fue diferente.

En aquella ocasión las medidas que le imputaron fueron impedimento de salida del país; mantenerse en el domicilio, que declaró el cantante, no acercarse a Jenizel Arias Domínguez, sus familiares o donde ella se encuentre; reporte los 30 de cada mes y no contactar a la víctima por ningún medio electrónico o redes sociales.

Esto pareció una victoria para el "Maleante caro" y su abogado, pues la juez de garantías no favoreció a la fiscalía con la medida cautelar de detención provisional que estaban solicitando.

En la mañana de este 1 de agosto de 2019, las estrellas no le favoreción al intérprete de la Balada del Pistolero, quien escuchó cuando la magistrada Asunción Alonso revocaba las medidas cautelares impuestas por la juez de garantías Yarabis Quijano y  ordenaba la detención provisional y su ingreso a un centro penal.

 

La pena por uno de los delitos es de hasta 12 años de prisión

Esta decisión le cayó como un balde de agua fría a Yemil y a sus familiares, quienes se encontraban sentados justo detrás del artista, quien asistió a la audiencia de apelación todo vestido de color negro.

La decisión de los magistrados de apelación Carlos Rivas, Gustavo Degracia y Asunción Alonso, quien presidía la audiencia, fue unánime, ya que existían dos riesgos procesales que la magistrada detalló como peligro de fuga y desatención al proceso.

"Este domicilio tiene ocho meses de estar constituido y se contaba con los informes de la Dirección de Investigación Judicial (DIJ) sobre su permanencia en el domicilio no es continua o frecuente. El arraigo es endeble", indicó la magistrada Alonso.

 

También puede leer: Podrían sancionar a los que taquillen con las tragedias, les puede salir caro

 

También existía riesgo de peligro a la víctima que mantiene una medida de protección, porque a finales de julio, según la entrevista de Esther María Aguilar, abuela de Jenizel hubo acercamientos del imputado, quien llegó a su vivienda tocó la puerta y cuando ella se levantó observó que le faltaban vidrios a la ventana y lo vio marcharse en un auto.

"Estos elementos no pueden ser ignorados por los magistrados", expresó la magistrada Alonso. Adicional señaló que el delito de lesiones personales en su medida simple tiene un pena de 5 a 8 años de cárcel, pero en su modo agravado de 3/4 partes por las lesiones psicológicas; la pena es de 80 meses a 12 años de prisión.

En tanto, la pena por el delito de privación de libertad de cuatro años de cárcel.

La evaluación médico legal que le hicieron a Jenizel Arias Domíguez fue trascendental en la revocación de las medidas cautelares iniciales y el ordenamiento de detención preventiva, porque dejaba claro el nexo causal con el hecho que está siendo investigado Yemil.

Y es que en la audiencia, los magistrados le pidieron a la fiscal Zulma Irina Chip Chu que leyera la evaluación que le realizó en el Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, específicamente salud mental y psiquiatría forense a Jenizel Arias Domínguez.

"La evaluada refiere que estaba cansada de su menosprecio, le comenzó a escribir a mi hermana que la iba a vivir, que Jenizel no se había graduado de sexto año y su actual pareja estaba estudiando psicología. Un día me estaba pegando y amenazándome con un cuchillo y los vecinos tumbaron la puerta. Me chateaba que era una basura", fueron algunas de las cosas que estaban en esa evaluación psicológica.

Algunas tan fuertes que se observó una expresión de asombro en los rostros de los tres magistrados.

 

Yemil estará detenido por seis meses mientras se realizan las investigaciones

Los magistrados también se ampararon en la convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, Convención de Belém do Pará.

En la audiencia Jenizel hizo uso de la palabra: "magistrados ese joven es muy violento y me amenazó dos veces con un cuchillo. Aún cuando le decía que no podía respirar me seguía pateando. Sí existen pruebas para que esté detrás de una reja".

Betzaida Pitti, abogada querellante, también fue dura en sus cuestionamientos al señalar a la sala que no se había dicho que él correteó a Jenizel con un cuchillo y le cortó la mano, que le escribía que era una bisnera (interesada por el dinero), ¿qué le ha dado Yemil para que la llame perra y que la iba a vivir?, cuestionó.

La abogada querellante y la víctima afirmaron que hay otras mujeres maltratadas, pero solo dos se habían atrevido a denunciar al "Maleante caro".

 

Entérate: Matan a Quema'o en La Felicidad de Mano de Piedra, nadie vio ni escuchó nada

 

Al salir del Sistema Penal Acusatorio, Jenizel se limitó a decir: "gracias a Dios se hizo justicia".

Se conoció extraoficialmente que el interprete de Incertidumbre fue enviado al Centro Penitenciario de Tinajitas donde tiene que esperar a que le asignen a cuál centro irá a cumplir con la medida cautelar de detención preventiva.

 

No dejes de leer