Mena hizo la petición para que se reemplazará la detención provisional por el reporte periódico dos veces a la semana.
Foto ilustrativa del Sistema Penal Acusatorio.
Foto ilustrativa del Sistema Penal Acusatorio.
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @jeandiaz1331 |
Jueves 08 de noviembre de 2018 03:45 PM

 

El Tribunal Superior de Apelaciones del Primer Distrito Judicial de Panamá decidió mantener la medida cautelar de detención provisional a Héctor Arquiñez, de nacionalidad panameña y a la colombiana Angélica Jiménez, imputados por el presunto delito de trata de personas con fines de explotación sexual.

El pasado jueves 1 de noviembre el Tribunal de Garantías le había imputado cargos a los investigados; ambos de 28 años de edad. Esta decisión fue apelada por su representante legal, Edwin Mena.

 

 

Ver más: Revelan que el beisbolista panameño Euclides Bethancourt dio positivo en cocaína

 

Mena hizo la petición para que se reemplazará la detención provisional por el reporte periódico dos veces a la semana, impedimento de salida del país y la prohibición de acercamiento al área de Betania y El Dorado.

A su juicio, sus patrocinados no representan ningún tipo de peligro de evasión al proceso, ya que en el caso de Arquiñez es estudiante de primer año de Derecho y Ciencias Políticas en la Universidad Santa María La Antigua y tiene un hijo de dos años de edad.

Mientras que Jiménez también tiene un hijo de tres años de edad.

Se comprometió a que ambos (imputados) tenían familiares que se harían cargo de su custodia en caso tal se modificara la medida de detención provisional. Héctor reside en Betania, por lo que anunció el posible cambio de residencia para cumplir las otras cautelas solicitadas.

 
Autoridades buscan acabar con delitos de este tipo 

 

Por su parte, el fiscal contra la Delincuencia Organizada, David Mendoza, recalcó que con el cambio de medida cautelar se podía incurrir y evadir el proceso porque ambos imputados cuentan con pasaportes.

 

 

Dentro de su relato adelantó que la actividad se realizaba en el PH Lemar 500 en plaza Edison. La investigación comenzó por una información inicial que señalaba que se estaban dando situaciones fe prostitución en el apartamento.

El pasado 8 de octubre se dio la información. Lo que hizo que se realizaran interceptaciones telefónicas, seguimiento y vigilancia, ya que en las redes sociales se ofrecían los servicios de masajes con fines sexuales.

El 30 de octubre cuando se realizó un allanamiento en el inmueble se encontraron a cuatro víctimas y algunos de sus clientes.

Dentro de lo analizado se pudo concluir que las féminas entraban a las 10:00 a.m. y salían a las 7:00 p.m. Mientras que otras les tocaba realizar su faena en turno de la noche hasta la madrugada.

Dentro de las entrevistas a las víctimas se dijo que se les pagaba $900 mensuales, pero les tocaba trabajar todos los días, aunque estuvieran con el período menstrual.

Antes de tener relaciones sexuales con los clientes, debían hacerlo antes con Arquiñez, se llegó hasta realizar "tríos" con los hoy imputados, según contó Mendoza.

El apartamento estaba a nombre de ambos; Jiménez y Arquiñez. Solo había una cama y las actividades ilícitas se practicaban en colchonetas.

 

Ver más: Tableños celebran 197 años del grito de insurrección

 

Por lo que en una diligencia de allanamiento se encontró condones, cremas y demás. Las víctimas no están bajo la custodia de la fiscalía, pero sí al alcance del Ministerio Público.

El Tribunal Superior de Apelaciones presidido por la magistrada, Mayra Jaramillo decidió mantener la detención provisional por considerar que existen riesgos procesales.

La audiencia se realizó a eso de las 10:00 en la sala de audiencias #12 del Sistema Penal Acusatorio (SPA) en plaza Ágora.

No dejes de leer