Desde marzo, más de 10 mil funcionarios de la CSS no asisten a sus puestos de trabajo, como una medida preventiva por la crisis sanitaria en el país.
“Si fuera por mí, el lunes nadie debería entrar a la oficina”, expresó Allen, exsecretario general de la Anfacss.
ETIQUETAS:
Por:
Redacción 'día a día' -
[email protected] | @diaadiapa |
Domingo 19 de julio de 2020 01:45 PM

 

Lauren Allen, exsecretario general de la Asociación Nacional de Funcionarios Administrativos de la Caja de Seguro Social (ANFACSS), hizo un llamado a sus compañeros a negarse a retornar a sus puestos de trabajo a partir este 20 de julio.

La posición de Allen es una respuesta directa a la instrucción que dio el director general de la Caja de Seguro Social (CSS), Enrique Lau Cortés, para que todos los funcionarios de la institución regresen al horario regular de trabajos a partir del 20 de julio, según una circular emitida por la Dirección Ejecutivo Nacional de Recursos Humanos de la CSS.

 

 

Lea también: Iglesia católica se pronuncia por el asesinato de los 7 jóvenes en Colón

 

 

La reanudación de las labores de los funcionarios de la CSS se debe a que la institución planifica la reapertura de las consultas externas para pacientes de enfermedades crónicas.

Desde el pasado mes de marzo, más de 10 mil funcionarios de la CSS no asisten a sus puestos de trabajo, como una medida preventiva por la crisis sanitaria causada por la COVID-19; sin embargo, continuaron recibiendo sus salarios completos, incluyendo el pagos de la primera partida del décimo tercer mes.

Por el contrario, a más de 273 mil trabajadores de la empresa privada (31% de los empleos formales) les han suspendido el contrato, lo que significa que tampoco reciben salarios, ni décimos tercer mes, ni ningún otro tipo de ingresos por parte de sus empleadores.

 

 

Entérate: Continúa la búsqueda de contacto de COVID-19 en Arraiján

 

 

Allen mandó una nota de voz a sus compañeros de trabajo en la que indica que nadie debe entrar a trabajar el lunes porque se exponen al contagio de COVID-19. “En mi opinión particular, no debería entrar nadie a ninguna oficina desde el lunes porque nos están exponiendo, y están jugando con nuestra vida y nuestra salud”, recalcó el exdirigente de ANFACSS.

Aunque Allen dijo que es consciente de que la instrucción del Gobierno fue que solo se presente el 30% del personal a sus puestos de trabajo para garantizar el distanciamiento físico, agregó que “si fuera por mí, el lunes nadie debería entrar a la oficina”.

No dejes de leer