Un nuevo dispositivo permite leer textos, identificar billetes y reconocer rostros convirtiendo en audio la información visual que captura.
Imagen @Orcamlatam
Imagen @Orcamlatam
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @diaadiapa |
Jueves 18 de julio de 2019 11:00 AM

Estanilao Castillo, con su suéter verde, teclea y levanta su mirada al frente para hacer lo que más le gusta: leer. A él le fascina la lectura tanto de periódicos como de libros, de los que se ha leído muchos en los últimos meses. La diferencia de este personaje al resto de los residentes de la provincia de Azuero es que es ciego desde los 30 años. Ahora tiene 54.

Cuando perdió la visión su mundo cambió por completo, sobre todo por su gran gusto por la lectura. Un buen día, bajo su angustia, escuchó sobre unos lentes que podrían devolverle la oportunidad de volver a leer y emprendió la tarea de obtenerlos a toda costa.

 

Vea además: ¿Qué significa entrar al Salón de la Fama?

 

Primero fueron cartas a las autoridades y peticiones públicas. Hasta que llegó un momento que, cansado de que nadie le hiciera caso, decidió juntar un gran suma y lograr su sueño llamado OrCam MyEye.

Se trata de un pequeño dispositivo que les permite a las personas ciegas leer textos, identificar billetes o productos y reconocer los rostros que tienen delante. Es un gadget que captura la información visual y la convierte en audio. Y todo ocurre en tiempo real. 

La idea en Panamá es ayudar

Ramy Attie, empresario panameño, presenta esa novedad a Panamá. Explica que llega al país para ayudar a los panameños con discapacidad visual, ya que muchos detienen su vida a raíz de este suceso y la idea es devolverles la independencia. Hasta la fecha han ayudado a muchos panameños con algunas donaciones, pero la idea final es que el sistema público lo financie.

Según el censo de población efectuado por la Contraloría General de la República en 2010, en esa fecha había en Panamá 21 mil 377 personas con discapacidad visual, cifra que, según los expertos, habría aumentado en los últimos ocho años.

 

 

No dejes de leer