2.300 niños han sido separados de sus padres en la frontera entre Estados Unidos y México.
Cancillería de Panamá.
La Cancillería panameña recordó en el mismo texto que el país "ha promovido siempre un manejo humanitario ante el incremento de movimientos migratorios a nivel global. Foto/Archivo
ETIQUETAS:
Por:
Panamá, Panamá/EFE -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Miércoles 20 de junio de 2018 01:00 PM

 

El Gobierno de Panamá manifestó hoy su "preocupación" por los menores centroamericanos que están siendo separados de sus padres migrantes en la frontera sur de Estados Unidos y pidió desarrollar políticas migratorias "que garanticen la reunificación familiar".


Lea también:Más de 70 residencias resultaron afectadas tras lluvia, según Sinaproc


"El Gobierno de Panamá hace un llamado a abordar la situación migratoria de manera integral, con acciones que garanticen la reunificación familiar de quienes están siendo afectados, y el más estricto respeto de los derechos de estas familias y en especial los niños y adolescentes", indicó la Cancillería de Panamá en un comunicado.

 


Debido a su estabilidad sociopolítica y a su alto crecimiento económico, Panamá ha recibido en los últimos años mucha migración, procedente principalmente de Cuba y Venezuela.

La Cancillería panameña recordó en el mismo texto que el país "ha promovido siempre un manejo humanitario ante el incremento de movimientos migratorios a nivel global, donde se garanticen flujos seguros y ordenados, respetando ante todo los derechos humanos".

 
La Administración Trump "no va a pedir perdón" 

 

De acuerdo con datos del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, entre el 5 de mayo y el 9 de junio más de 2.300 niños han sido separados de sus padres en la frontera entre Estados Unidos y México, mientras que sus progenitores han sido procesados judicialmente por entrar de forma ilegal al país.


Las imágenes de los niños solos y encerrados en recintos, en algunos casos divididos a modo de jaulas, han generado un repudio sin precedentes a la decisión del presidente, Donald Trump, de separar a los hijos de los padres de inmigrantes indocumentados, además de provocar una fuerte indignación en la opinión pública mundial.


Lea también:Dos víctimas fatales tras accidente de tránsito en San Lorenzo de Chiriquí

 

La secretaria de Seguridad Nacional de EE.UU., Kirstjen Nielsen, aseguró este lunes que la Administración Trump "no va a pedir perdón" por separar a los niños de sus madres y volvió a defender la política de "tolerancia cero" con la inmigración indocumentada .
.

No dejes de leer