La UE volvió a incluir este martes a Panamá en su lista negra de paraísos fiscales, de la que había salido en enero de 2018.
Foto ilustrativa del presidente Cortizo.
Foto ilustrativa del presidente Cortizo.
ETIQUETAS:
Por:
Redacción/EFE -
[email protected] | @diaadiapa |
Martes 18 de febrero de 2020 11:30 AM

El presidente Laurentino Cortizo calificó este martes de "arbitraria" la decisión de la Unión Europea (UE) de volver a meter a Panamá en una lista negra de paraísos fiscales, y pidió al bloque que "mire con buenos ojos" al país, que está "haciendo todo el esfuerzo" en materia fiscal.

"Estamos haciendo todo el esfuerzo y lo seguiremos haciendo para salir de las listas, nosotros en ese tema le vamos a solicitar a la Unión Europea que escuche a Panamá, para que vea todo el esfuerzo que se ha estado haciendo", declaró Cortizo.

La UE volvió a incluir este martes a Panamá en su lista negra de paraísos fiscales, de la que había salido en enero de 2018, puesto que no cumple con las normas del Foro Global sobre transparencia e intercambio de información fiscal de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Panamá había entrado en diciembre de 2017 en la primera lista negra, creada a raíz de escándalos como los papeles de Panamá, la filtración en 2016 de documentos del bufete panameño Mossack Fonseca que involucró a personalidades de todo el mundo y que levantó sospechas de evasión fiscal, ocultamiento de fortunas y blanqueo de capitales.

Sin embargo, en enero de 2018, Panamá salió del listado, tras comprometerse a enmendar su legislación y, en marzo de 2019, la UE la sacó de todas sus listas de jurisdicciones no cooperativas tras comprobar que había respetado sus compromisos.

La revisión aprobada este martes devuelve a Panamá a la lista negra, después de que el Foro Global determinó en noviembre pasado que el país solo cumple "parcialmente" sus estándares de transparencia e intercambios.

Puede leer también  Bomberos marchan y piden al Presidente que nombre nuevo director en Colón


Estar en la "lista" de este organismo, dependiente de la OCDE, implica que la UE tiene que incorporarla también a la suya.

"Nosotros le solicitamos a los países de Europea que miren con buenos ojos a un gran país", que incluso tiene "un equipo que coordina el tema de estas listas" para sacarlo, sostuvo este martes el presidente Cortizo.

El Gobierno había anticipado la decisión comunitaria este lunes, cuando defendió que el país "no es un destino mundial para la evasión fiscal" ni el "registro predilecto para las sociedades offshore", así como que ha hecho muchos progresos en materia de intercambios.

 

Panamá no quiere más escándalos 

 

En un escrito difundido el lunes, la viceministra panameña de Asuntos Multilaterales y Cooperación, Erika Mouynes, dijo que "desde julio de 2019 a la fecha no se ha hecho ninguna evaluación técnica de la UE a Panamá, y estas nuevas inclusiones en lista obedecen a que la metodología de UE establece que si un país esta en la lista de OCDE y GAFI automáticamente deben ser incluidos en las de UE en un efecto domino".

"Si bien Panamá pudo no haber cumplido técnicamente en el periodo 2017-2018 que fue evaluado en GAFI-OCDE, para este primer semestre de 2020 la realidad técnica es otra que no esta siendo considerada, ya que no se nos evalúa técnicamente y tan solo se nos incluye en la lista EU por referencia GAFI-OCDE", indicó la viceministra.

Ver más Culmina Veranito Feliz 2020 en La Chorrera

 

Panamá sigue siendo "duramente" cuestionada y evaluada "producto de una pésima imagen internacional errónea que se generó a raíz de los mal llamados Panama Papers, y que es necesario corregir y rectificar. Solo de Bruselas, sede de la UE, el año pasado se generaron 195 noticias negativas sobre Panamá", afirmó la funcionaria.

Panamá, las Islas Caimán, las Seychelles y Palau pasan así a engrosar una lista en la que ya estaban Samoa Americana, Fiji, Guam, Omán, Samoa, Trinidad y Tobago, las Islas Vírgenes estadounidenses y Vanuatu.

La UE también ha actualizado la denominada lista gris, en la que se encuentran los países que todavía no cumplen las exigencias comunitarias, pero que se han comprometido a hacer cambios, de modo que pasa de 32 a 13 países. 

No dejes de leer