Los colombianos pueden llegar a Puerto Obaldía con mayor facilidad que los panameños, ya sea caminando o en bote.
La comunidad sigue creciendo . Foto: Brenda Ducreux
La comunidad sigue creciendo . Foto: Brenda Ducreux
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @b_ducreux |
Jueves 27 de diciembre de 2018 03:45 PM

 

Puerto Obaldía es uno de los pueblos fronterizos más remotos de Panamá y ahora un poco más concurrido.

 
Ver: Turistas de muchas nacionalidades se toman el Casco Antiguo en San Felipe


Los colombianos pueden llegar a Puerto Obaldía con mayor facilidad que los panameños, ya sea caminando o en bote, porque hay transporte regular a Sapzurro y Capurganá.

Las aguas y puntos fronterizo están resguardado bajo la protección de unidades fronterizas de ambas naciones.

Los habitantes han sabido como sacarle provecho a sus tierras.

Muchos de ellos se dedican a la agricultura y a la pesca.

El pueblo es muy caribeño, la mayoría de su gente son personas que han llegado a vivir hace 20 años a Puerto Obaldía, emigrando de pueblos humildes de Colombia.

 

Entérate aquí: Empresarios piden remedios creativos para no frenar economía en JMJ

 

Las familias con años de vivir allí, han sacando negocios como ventas de ropa, alquiler de internet, quioscos y venta de comidas.

Paula Castillo, quien tiene más de ocho años de vivir en el lugar, mencionó que Puerto Obaldía es un pueblo que no morirá, sino lucha para salir adelante y darse más a conocer.

“Con la llegada de algunos turistas o gente que viene de la ciudad capital, nos ganamos unos reales”.

Larry Solís,  director nacional de Seguridad Ciudadana del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront), explicó que esta comunidad se implementa diversas actividades para incentivar a los niños y también se apoya con servicio comunitario para que el pueblo esté impecable.

Por la noche, el vallenato y bachata reina en el lugar. 

Cada uno en su vivienda escucha su música y lo acompaña con un par de tragos.

 

Turistas llegan a pasear

 

Los turistas a la semana llegan al pueblo para conocerlo.

Algunos pescadores aprovechan la llegada y ponen a disposición sus lanchas para llevar a los extranjeros a playas vecinas y así ganarse unos dólares.

Puerto Obaldía es uno de puntos de acceso de los inmigrantes. Siempre llegan por el área selvática a la base del Senafront.

No dejes de leer