La conductora acababa de entregárselo a su abuelito, pero al parecer el niño se safó para saludar a unos amiguitos, cuando ocurrió la tragedia.
Todo sucedió en la barriada Santa Mónica, ubicada en Las Mañanitas. Fotos: Tráfico Panamá
Todo sucedió en la barriada Santa Mónica, ubicada en Las Mañanitas. Fotos: Tráfico Panamá
ETIQUETAS:
Por:
Redacción web -
[email protected] | @diaadiapa |
Jueves 25 de julio de 2019 06:45 PM

Residentes de la barriada Santa Mónica, en Las Mañanitas aún no salen de su asombro, angustia y tristeza, una mezcla de sentimientos que nadie quisiera sentir, mucho menos los involucrados en esta tragedia que les contaremos a continuación.

Lee además: Cadena de WhatsApp prometía $650 a encuestadores, Contraloría frena esa fiesta

Era un jueves normal, como todos, la conductora, como siempre, se baja para entregar al niño, que cursaba el nivel de Kínder en una escuela privada de la localidad. Ella le entrega el niño a su abuelito y se monta a su busito para continuar su ruta, pero lo que jamás pensó que al emprender su marcha en reversa, el niño, de apenas 5 añitos, se le safaría a su abuelito y ella lo atropellaría.

La tragedia casi los enloquece

Solo imaginar lo ocurrido duele, es imposible no cerrar los ojos y pensar en cómo se sintieron los involucrados. Se conoció que el pequeño iba a saludar a unos amiguitos cuando el mismo bus que lo transportó durante todo este tiempo lo atropelló; su muerte fue instantánea.

Los gritos de desesperación y dolor de todos los que vivieron este impactante suceso no se hicieron esperar. 

No te pierdas: 'Saneamiento de la bahía no está listo'

Los vecinos salieron en auxilio, todo fue un caos, se escuchaban los gritos de angustia y dolor de la conductora y del familiar de este angelito, así como la impresión de los que estaban en la calle a esa hora.

Al lugar llegaron las autoridades, la Policía Nacional de inmediato acordonó el área y funcionarios del Ministerio Público llegaron al lugar para recabar las pruebas y dar inicio a las investigaciones pertinentes.

 

No dejes de leer