En 2017 fueron asesinados 11 uniformados y en lo que va de este año la cifra está en 10.
A pesar de los intentos por salvarle la vida, el uniformado   falleció en la  policlínica Manuel María Valdés.
A pesar de los intentos por salvarle la vida, el uniformado falleció en la policlínica Manuel María Valdés.
ETIQUETAS:
Por:
Didier Hernán Gil Gil -
[email protected] | @periodistagil |
Martes 13 de noviembre de 2018 08:30 PM

Saúl Lorenzo  es el nombre del agente de seguridad  que frustró el asalto en la sucursal de Banco General, ubicada en  la avenida José Agustín Arango, la tarde del pasado 12 de noviembre.

Era de la etnia Ngäbe Buglé, oriundo de la provincia de Bocas del Toro.

Lea también: ‘Ministerio de Seguridad perdió el control’

 

Aportan más, pero los tienen de menos

De acuerdo con el dirigente indígena, Ricardo Miranda,  lamentablemente el pueblo "gnäbe" es el principal proveedor de recursos humanos y es la mano de obra número uno en todas las agencias de seguridad en todo el país.

Entérate: Guardias de seguridad se enfrentan a diario al filo de la muerte 

 

Un pueblo que sufre las secuelas de la violencia

No conforme con el comentario anterior, en sus redes sociales, Miranda acotó que  "el alto nivel de delincuencia e inseguridad que azota nuestro país ha provocado que durante este año varios gnäbes fueran asesinados mientras cumplían con el ejercicio de su labor como agentes de seguridad".

Este medio pudo conocer que Lorenzo vivía en la capital junto a su cuñado en un cuarto de alquiler y tenía previsto viajar o encontrarse con su familia a fin de año en la tierra que lo vio nacer.

No dejes de leer