Techo Panamá trabaja de manera voluntaria con los principales desafíos que tiene el país en materia de educación, vivienda y salud.
Trabajan de la mano de los líderes comunitarios en los sitios donde mayor necesidad existe. Fotos: Roberto Barrios y Cortesía Techo Panamá
Trabajan de la mano de los líderes comunitarios en los sitios donde mayor necesidad existe. Fotos: Roberto Barrios y Cortesía Techo Panamá
ETIQUETAS:
Martes 17 de julio de 2018 07:30 PM

 

Panamá ocupa la décima posición de los países con mayor índice de desigualdad, de acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (Cepal).

Uno de los principales aspectos que enmarca esta realidad es que 777 mil 752 personas viven en pobreza multidimensional, según el último Informe de Pobreza Multidimensional 2017 del Ministerio de Desarrollo Social (Mides), el cual mide más allá de la línea de ingreso.

Siguiendo esta línea de ingresos, hay cerca de 700 mil individuos, alrededor de un 20% de la población, que están por debajo de la línea de pobreza, detallan estadísticas del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

 

Además: La pobreza influye en la actitud violenta de hombres a mujeres, según estudio

 

Esta vivencia que cada vez se agudiza, es una de las principales razones que moviliza a cientos de voluntarios de la organización civil Techo Panamá, que tiene representación en 19 países de Latinoamérica y El Caribe.

Buscando reducir la pobreza en la que viven miles de panameños, este martes 17 de julio de 2018 lanzaron la campaña anual bajo el lema: ¿Quién, si no tú?.

 

 

La colecta nacional será durante cuatro días

A partir del 16 al 19 de agosto, más de mil 500 voluntarios estarán en siete zonas y 47 puntos que incluyen los centros comerciales para la colecta anual 2018 de Techo Panamá, que pretende recaudar $50 mil en esta versión.

Frency Franzí, directora general de Techo Panamá, indicó que se estará denunciando la situación de pobreza que viven uno de cada cinco personas en el país, harán una invitación al país para que se sumen a trabajar por un país más justo para todos.

 

 

Vea más: Francisco pide al Banco Mundial esfuerzos para promover la vida de los pobres

 

Con los fondos recogidos se pretende construir más viviendas de emergencias para familias que viven en situaciones de pobreza, en los diferentes proyectos comunitarios. Siguiendo un modelo de participación y coresponsabilidad entre los vecinos y Techo, algunas obras de veredas de acceso, casas comunales, parques recreativos y demás.

Han beneficiado a más de cinco mil personas

Cabe resaltar que en todo el país se han construido 920 viviendas de emergencia, son aquellas que se edifican sin necesidad de una mano de obra especializada, solo con ciertos conocimientos técnicos mínimos, tarda dos días en construirla. Se han intervenido 15 comunidades.

Con un cálculo aproximado de seis integrantes por familia se han beneficiado más de cinco mil personas en Arraiján, Chepo, Burunga y en Kuna Nega son algunos de los lugares donde se ha apoyado a los moradores.

La ayuda es para las personas que viven en casas en condiciones precarias como láminas de zinc en mal estado, lonas, cartones, pisos de tierra, madera, entre otros aspectos que ponen en riesgo su vida y la salud.

Ayudarán a otras familias en diversos sectores

Con la nueva meta se intervendrán siete comunidades en Arraiján, Burunga; Nueva Luz #2, Cuatro Torres, Castilla de Oro, Huertos del Edén y Las Veraneras #2 en Loma Coba, en Chepo: Colinas del Lago y La Bendición de Dios.

 
Puede leer: Con marcha, concienciarán que el trabajo infantil es una vulneración del derecho

 

Aulina Ismare, líder comunitaria de La Bendición de Dios en Chepo, dijo que lo importante de Techo es que se ayuda a las personas que en realidad o necesitan, para que mejoren su condición de vida.

 

Han impactado a 47 familias con la construcción de nuevas viviendas, tienen cerca de mil habitantes en la comunidad.

No se logró la meta anterior

La meta estipulada para el año 2017 era de $40 mil, pero solo se logro alcanzar los $33 mil.

 

No dejes de leer