Usuarios piden mejor trato y calidad de la ruta “expreso” y de “camino” en el Oeste.
Estos son los buses de la flota del Sicamoch. Foto: Brenda Ducreux
Estos son los buses de la flota del Sicamoch. Foto: Brenda Ducreux
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @b_ducreux |
Martes 20 de noviembre de 2018 06:00 AM

 

El transporte público representa un riesgo para la salud de los chorreranos. El piso, los asientos y   pasamanos de algunos buses son un asco. 

 
Ver: Presencia de Polo Polo en video de triple 'S' no fue estrategia... ¿por qué él?

 

La  dermatóloga Yumilca Mejía explicó que  las enfermedades se transmiten a través de las manos o piel. Entre ellas están la gripe, resfrío, influeza, pasando por alergias, dermatitis y conjuntivitis. 

De esto están preocupados cientos de usuarios que viajan desde Panamá Oeste hasta la ciudad capital en los conocidos buses de lata de  la ruta La Chorrera.

A pesar de que los usuarios pagan 0.90 (expreso) y 0.80 (camino) para viajar a la ciudad capital, algunos prefieren estar de pie, pues  para evitar que estos puestos le dañen su ropa o puedan contraer alguna enfermedad.

 

Entérate aquí:  Ladrones dejan a Rosa Montezuma hasta sin cédula

 

Yadira Ramírez, representante de los usuarios de Panamá Oeste, expresó que no se merecen ese tipo de trato por parte de los transportistas, ya que su pasaje también vale. “Estamos cansados de su mala calidad de servicio”, acotó.

En un recorrido  realizado por este medio se observó cucarachas, asientos rotos, flojos,  ventanas abiertas, que si llueve no se pueden cerrar y viceversa.

Los asientos están deteriorados, no tienen aire acondicionado, pero continúan cobrando 0.90  en un supuesto servicio de lujo. Ese es  el sentir de los pasajeros.

Se llamará la atención

El secretario general del Sindicato de Conductores y Automotores de La Chorrera (Sicamoch),  Eliécer Montenegro, reconoció el estado deplorable de las flotas, por los que  dijo que se estará llamando la atención a los conductores. De no mejorar, no circularán. “La economía ha afectado a todos, pero se debe mejorar por nuestro usuarios”,   recalcó.

Aunado a esto, la gente se queja de la música estridente que tiene el bus a la hora de viajar. “Uno quiere ir cómodo  y tranquilo, pero no se puede, relató  un viajero. En La Chorrera también se concentra la piquera de los buses “piratas”, como muchos lo conocen. A pesar de que el pasaje es 2.00 dólares muchos prefieren pagarlo para ir cómodos y sin dificultades.

No dejes de leer