Este año se han reportado más de tres casos en los que los usuarios rompen las ventanas del metrobús para salir, por temor a quedar atrapados adentro.
En los patios del metrobús hay un espacio asignado para taller de mecánica, chapistería, refrigeración y demás. Foto: Jean Carlos Díaz
En los patios del metrobús hay un espacio asignado para taller de mecánica, chapistería, refrigeración y demás. Foto: Jean Carlos Díaz
ETIQUETAS:
Domingo 01 de julio de 2018 06:00 AM

 

El incendio del bus 8B-06 de la ruta corredor Norte-Mano de Piedra, que creó un triste precedente en el sistema de transporte público, al incendiarse en el sector de La Cresta, el 23 de Octubre de 2006 aún mantiene con mucho temor a quienes a diario utilizan cualquier servicio público para transportarse.

 

 

Esto se ha evidenciado en más de tres ocasiones cuando los pasajeros que viajan a bordo de un metrobús que sufre cualquier tipo de percance, no esperan a que el riesgo sea mayor, inmediatamente buscan la manera de bajar del bus, incluso sin importar que tengan que quebrar los cristales para salir por los costados.

El caso más reciente se dio en Las Mañanitas cuando un metrobús tuvo un incidente que hizo que los usuarios de la desesperación rompieran los vidrios para salir de la unidad.

 
Además: Cuando los carteristas atacan en el metrobús, a veces el operador no se entera

 

Entretanto, voceros de la Empresa Transporte Masivo de Panamá, S.A. (Mi Bus) explicaron que se activó el extintor interno del bus 756 sin que existiera alguna novedad como exceso de calor, humo o llanta para que se hubiera dado dicha activación.

 

 

Deben dejarse guiar por los operarios

Recalcan que en estos casos los clientes deben seguir las instrucciones de los operadores que han sido capacitados para salvaguardar la vida y seguridad de los ocupantes.

Sin embargo, muchas personas coinciden en una sola opinión que no van a esperar a que suceda alguna tragedia como la del 23 de Octubre de 2006 donde fallecieron 18 personas, para verificar si había o no seguridad.

 
Puede leer: Usuarios: tiempo ahorrado con el Metro se pierde en espera de un metrobús

 

Otros por el contrario señalan que Mi Bus debe tener un plan constante de mantenimiento para evitar ese tipo de incidencias.

 

 

Tienen que educar a los pasajeros

Luis Torres, vocero de la Asociación Nacional de Usuarios del Transporte Público, dijo que es normal que en el momento de la emergencia las personas no sepan cómo reaccionar.

A su juicio se debe implementar campañas de educación para que los usuarios conozcan sobre el tema de la activación de los extintores, sepan qué hacer ante una emergencia y la manera en que deben ser rotos los cristales cuando se presente un hecho fortuito que requiera la escapada instantánea.

 

 

Los buses pasan por un proceso de revisión constante

Jaime Ruíz, jefe de Seguridad de Mi Bus, indicó que los metrobuses pasan por un proceso de mantenimiento preventivo diariamente o de acuerdo con la cantidad de kilómetros recorridos y los operadores tienen la responsabilidad de chequear el bus antes de salir a su jornada laboral diaria, para descartar cualquier posible falla.

 

 
Vea más: No todos los usuarios están cómodos con los cambios del metrobús en Don Bosco

 

Ante una eventualidad, el operario tiene la responsabilidad de notificarlo ante el Centro de Control.

Cabe resaltar que el valor de los vidrios puede oscilar entre los $200 y $300, pero el valor de la vida humana no se puede recuperar.

Mi Bus tiene mil 438 unidades del metrobús.

No dejes de leer