Piden a los usuarios seguir las recomendaciones de los operadores para evitar que algunos se lesionen con los vidrios rotos o haya otra emergencia.
Las mil 438 unidades del metrobús cuentan con este sistema contra incendio. Fotos: Jean Carlos Díaz
Las mil 438 unidades del metrobús cuentan con este sistema contra incendio. Fotos: Jean Carlos Díaz
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @jeandiaz1331 |
Jueves 21 de febrero de 2019 05:15 PM

 

Ante el terrible precedente creado con el incendio del bus 8B-06 el 23 de octubre de 2006, en La Cresta, los usuarios del transporte público no desaprovechan el tiempo para romper las ventanas al sentir un olor a quemado o ver salir humo de alguna parte del metrobús.

La primera reacción de los pasajeros es desesperarse, quebrar los cristales para salir del bus antes de que se origine alguna desgracia.

Esto sucedió el pasado domingo 17 de febrero, en el sector cercano al estadio Rommel Fernández y en Amador, cuando las personas quebraron las ventanas del metrobús, luego de que vieran salir humo de la parte trasera de las unidades. Esto debido a la elevación de temperatura en el motor.

 

 

Puede leer: Sin pereque en el sorteo de quioscos para vender comidas y bebidas en Carnaval
 
El extintor está en el cubículo del motor

El sistema contra incendios, que se ubica en la parte trasera del bus; en el motor, una vez se activa, lo que hace es que emane humo de color blanco o amarillento para la seguridad de los viajeros.

El sistema contra incendios del motor es activado de manera automática cuando detecta un recalentamiento, conato de incendio o algún cortocircuito.

Tiene un tanque de 20 libras (extintor) de polvo químico, una manguera de detección de incendio y otra de suministro.

 

Vea más: Oncológico adquiere avanzado Sistema Híbrido de Angio-CT

 

Es el protocolo de seguridad

La manguera de detección al notar cualquiera de las incidencias antes señaladas y cuando la temperatura se eleva a 100° centígrados, se rompe para activar las dos mangueras de suministro del polvo químico, que están ubicadas en la parte superior del motor.

 

 

La manguera de menor grosor, de seis milímetros es la que detecta el aumento de la temperatura en el motor.

Las boquillas de media pulgadas son las encargadas de esparcir por todo el motor el polvo para controlar cualquier incidencia.

Cesar Samaniego, gerente de Talleres de la Empresa Transporte Masivo de Panamá, S.A. (Mi Bus), explicó que el polvo que contiene el tanque de 20 libras es un químico especial para mitigar fuegos tipo ABC.

 

Además: Encuentran a una persona sin vida en un hotel en Calidonia
 
Una vez se activa no puede seguir utilizándose

Luego de cada 10 mil kilómetros de recorrido se le hace el mantenimiento preventivo a los metrobuses y se hace la inspección del recorrido y ruteo de la manguera del sistema de extinción.

Cuando se da la activación de la alarma contra incendios, los usuarios pueden percibir el polvo químico, por eso el operador debe detener la unidad, abrir las dos puertas y pedirle a las personas que desalojen el metrobús.

 

 

Podría ver: 45 privados de libertad quieren ser universitarios, buscan nueva oportunidad

 

En los últimos seis meses se han dado siete casos en donde se le activa el sistema contra incendios a los buses. Deben pasar a mantenimiento para determinar cuál es la causa que lo ocasionó.

El sistema de extinción es reemplazado una vez se activa.

No dejes de leer