La ironía es uno de los ingredientes de esta pieza de artes escénicas que los hará olvidarse por un rato del alto costo de la vida.
Foncho Carrasco, Augusto Posso y Diego Medina. Foto / Rosalina Orocú.
Foncho Carrasco, Augusto Posso y Diego Medina. Foto / Rosalina Orocú.
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @DiaaDiaPa |
Sábado 24 de febrero de 2018 10:00 AM

Un reencuentro de un trío de amigas y sus parejas da pie para una serie de situaciones que si bien en un momento generan curiosidad y algo de tensión entre ellas, más tarde dan lugar a una serie de acontecimientos que ponen en el banquillo de los acusados a más de uno.


Además, invitan a reflexionar sobre lo que es el éxito, la felicidad, lo baladí de algunas acciones o “conquistas” y las muchas máscaras que el individuo utiliza cuando quiere lograr sus metas al precio que sea o endilgar culpas.


Todo ello en “La buena, la mala y la fea”, comedia de Jonathan Prosper,  que se  presenta en el teatro ABA con dirección artística de Renán Fernández.

También puedes ver: Neka Prila No le daría chance a Ariel
Historia

Metamorfosis increíbles y que dejan boquiabiertas a dos de las damiselas tienen lugar en esta divertida obra,  porque el mundo da muchas vueltas y unas veces se ríe y otras se llora. A veces se invierten los papeles y quienes tienen la sartén por el mango tienen que aceptar que no siempre se puede ganar y hay momentos en que casi gritarían a voz en cuello ‘¡arena, trágame!, porque viene el pase de factura de la vida.
Alberto Alonzo y Abrahan Rojas están a cargo de la producción ejecutiva.


Escenario

La escenografía es de Rafael Navarro. Del diseño de iluminación y de sonido se hace cargo Renán Fernández.  El operador de luces y sonido es Carlos Alfredo López.

ElencoKathleen Moreno

Media docena de talentosos actores y actrices  interpretan a los  personajes de esta puesta en escena de Maschere Productions. A saber:  Kathleen Moreno (Ana Lucía Moiré), Sara Bello (Francis Duboise, Alfonso Carrasco (Andrés Moiré), Diego Medina (Alonso Pérez), Madelaine Guevara (Magdalena) y Augusto Posso (Valentin González).


La ironía es uno de los ingredientes de esta pieza de artes escénicas que los hará olvidarse por un rato del alto costo de la vida, la  inseguridad ciudadana, corrupción  y mentiras de los políticos de pacotilla, el sofocante calor de este verano y otros  asuntos cotidianos.

Los personajes de la obra  una  y otra vez tienen que  ser cuidadosos acerca de lo que dicen y hacen porque, de lo contrario, para su mala fortuna se darán cuenta en carne propia de la certeza de los  conocidos refranes “para mentir y comer pescado hay que tener mucho cuidado”, “fue por lana y salió trasquilado” y “con amigas así no necesito enemigos”.

Puedes leer: Le pone fecha a la audiencia de estudiantes lesionados por poste en Vista Alegre

Como bien claro lo dijo Valentín:  “Somos tres maestros del engaño, cada uno en su rama”, refiriéndose   tanto a  él como a los otros dos personajes masculinos de la obra que cayeron  como ratones atrapados en sendas trampas: por su  doble moral y juegavivo.

Sarcasmo, celos, sacadera de trapos, inseguridad, vacíos existenciales, venganza y mucho más, en esta hilarante puesta en escena de Maschere Productions en teatro ABA.

No dejes de leer