La reina del Carnaval de Barranquilla, Isabella Chams Vega, podrá bailar al son del salsero panameño.
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @valeriestoute |
Lunes 27 de enero de 2020 06:00 AM

¡Opa, el tío Rubén está en todas! La coronación de la reina del Carnaval 2020 de Barranquilla, Colombia, Isabella Chams Vega, ya tiene su artista internacional. El gran Rubén Blades estará presentándose con Roberto Delgado Salsa Big Band, el próximo 20 de febrero en el estadio Romelio Martínez.

Lee también: Rosalía, Alejandro Sanz y Marc Anthony, entre los ganadores latinos en Grammy

Blades estaba en la línea de artistas, junto a UB40, para el concierto oficial del Carnaval el viernes 21, pero un par de cambios fueron hechos y dicho evento ahora se unirá con el Metro Concierto que tiene a Ricky Martin y Carlos Vives en su nómina.

Mira también: Fallece Andrea Quijada, la jovencita que luchó contra un tumor en la espalda

La organización de los eventos aclaró que las personas que con anterioridad ya habían adquirido sus boletas podrán verificarlas, actualizarlas o cambiarlas, en un stand ubicado en el Centro Comercial Buenavista.

 

Una gran amistad

Por otro lado, el escritor cubano Leonardo Padura entrevistó al cantante panameño Rubén Blades para la Revista Arcadia. Durante la charla, Blades reflexionó acerca de los orígenes de la salsa, así como también su vida como músico y su paso por la política. Además, recordó la amistad que entabló con Gabriel García Márquez y Carlos Fuentes.

“Gabo me decía que yo, más que músico, era un cronista, un escritor que cantaba sus escritos. Su respeto hacia mi trabajo, cosa que demostró por escrito y oralmente, confirmó que no existe una brecha imposible entre la letra de una canción popular y la literatura. Eso lo demostré en el tema «gdbd», («gente despertando bajo dictadura»). Ese fue un cuento corto que escribí y luego canté de manera espontánea, sin arreglo y sin ensayo, e incluí en el álbum Buscando América. Eso demuestra que la salsa también puede ser considerada como literatura. Tanto Gabriel como Carlos Fuentes estuvieron de acuerdo en eso y así me lo expresaron en conversaciones que tuvimos. Pero Gabo era un tipo muy centrado. Él no andaba aceptando pendejadas, ni toleraba estupideces. Para mí fue un verdadero intelectual porque siempre poseyó lo que para mí define el término: la curiosidad de entender, de aprender”, comenta Rubén.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

No dejes de leer