Tras el sismo de 7.5 grados Richter del martes, la roquera pasó un gran susto y su casa sufrió las consecuencias.
ETIQUETAS:
Por:
Redacción / @diaadiapa -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Jueves 25 de junio de 2020 06:00 AM

La casa de Alejandra Guzmán fue una de las más afectadas tras el terremoto de 7.5 con epicentro en Crucecita, Oaxaca. La famosa documentó los estragos del movimiento que se registró y que asustó a miles de mexicanos en la zona centro del país.

Lee la edición impresa

A las 10:30 horas de la mañana del lunes un sismo sorprendió a México entero. El Servicio Sismológico Nacional (SSN) indicó en un inicio que el terremoto fue de 7.1, pero después reajustó a 7.5 con epicentro al suroeste de Crucecita, en Oaxaca.

El movimiento telúrico se sintió de manera fuerte en la Ciudad de México, el Estado de México, Chilpancingo, Acapulco, Oaxaca, Morelia y Puebla.

Uno de los lugares con más desperfectos es Huatulco, municipio de la entidad oaxaqueña, y donde se ubica la propiedad de la roquera.

La misma Alejandra Guzmán mostró la casa en la que ha permanecido desde principios de año, a causa de la pandemia por coronavirus que se vive en todo el mundo.

A través de sus historias de Instagram, la artista de 52 años compartió el estado que guarda su domicilio. “Temblor”, así tituló el dramático video que publicó tras el sismo de esta mañana.

“Acaba de temblar y chéquense cómo quedó la pared, las ventanas... todo roto”, relató la hija de Silvia Pinal y Enrique Guzmán.

“No saben el susto”, resaltó Alejandra en la grabación.

En las imágenes se observan los ventanales desprendidos, los vidrios rotos y las paredes con cuarteaduras marcadas.

A pesar de los desperfectos en la propiedad y el gran susto, Alejandra Guzmán apareció ante su cámara sana y con la cara lavada.

Tras el terremoto, las alertas en el mar de Oaxaca se encendieron. Las autoridades detectaron un retroceso en el agua y el impulso de grandes olas que golpearían la localidad.

El Observatorio Sísmico Meteorológico de la Ciudad de México confirmó la formación de un evento de este tipo en las costas mexicanas y de Centroamérica, por lo que se extendió la alarma a Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá y Perú.

El Centro de Alerta de Tsunamis de la Secretaría de Marina después notificó que se esperan variaciones anómalas del nivel del mar de hasta 113 centímetros sobre el nivel de la marea.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, añadió que el nivel del mar podría subir hasta un metro.

Horas después, las mismas autoridades eliminaron la alerta e informaron de la muerte de dos personas, así como las heridas de otras cinco.

Además en la zona se han detectado varios daños menores y afectaciones estructurales, como en el Hospital Covid del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) ubicado en Huatulco.

Andrea Legarreta reconoció que el fantasma de los terremotos anteriores la acompañan en cada uno de estos acontecimientos: “Siempre te estremece y es algo inesperado. De verdad esperamos de corazón que las zonas donde se sintió más fuerte, esté todo bien”.

“Esperamos que hasta aquí quede el susto”, agregó Galilea Montijo, quien se encontraba a cuadro cuando comenzó a sonar la alerta sísmica al filo de las 10:29 horas de este martes.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

No dejes de leer