Lay, quien fue condenada por el delito contra el patrimonio económico en la modalidad de estafa, no fue tan bien recibida en la cárcel. ¡Santo Padre!
Milagros Lay
Milagros Lay
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @valeriestoute |
Sábado 17 de noviembre de 2018 06:00 AM

¡Ajá! Bueno, es mejor que Milagros Lay se vaya preparando, porque pasará 4 largos años en prisión y con gente a la que no le gustó lo que hizo. ¿Cómo así?

Lee también: ¡A reina muerta...reina puesta! Karla Rivas va pa' el Reinado Intl. del Café

Luego de que en una audiencia de apelación (el jueves) se confirmara la suspensión de trabajo comunitario dada en primera instancia a Lay, solicitada por la Sección de Cumplimiento del Área Metropolitana, ante el Tribunal Superior de Apelaciones y que se anunciara que deberá cumplir lo que le resta de la condena en prisión, que es de 60 meses, la mujer fue trasladada al Centro Femenino de Rehabilitación. ¡Ajá!

Les comento que una fuente de entero crédito nos surtió que apenas pisó la cárcel hubo una revolución, pero no precisamente porque querían darle una buena bienvenida. ¡No! "Todo el mundo decía: 'llegó la Milagros Lay, ella quiere ser estafadora, ella va a saber lo que es verdaderamente la estafa ahorita, porque aquí le va a pasar de todo' ", nos dijo la fuente.

Mira también: Estos fueron los ganadores de la 19 edición de los Latin Grammy

También nos surtieron que medio penal la odia y que pedían que la metieran en sus celdas, pero solo para hacerle la vida imposible. ¡Ay, Padre!

Las reclusas fueron viendo muy bien todo lo que tenían en sus celdas y comentaron que si se les pierde un objeto eso será culpa de la mujer que fingió ser paciente de cáncer. ¡Humm!

 

Le gritaban de todo

Tanto fue el alboroto se desató al llegar, que las custodias la tuvieron que meter derechito a su celda, pues las demás reclusas le querían caer en plancha.  "Empezaron a gritar locuras. Hay una que tiene respeto aquí que se la llevó para su celda, pero las otras están afuera gritando cosas", nos surtió la fuente el jueves en la noche.

Lay - por lo que sabemos- está en libertad vigilada en una celda. Dicen que se asombraron porque llegó demasiado delgada a lo que se veía en TV. "Ella temblaba y decía que tenía miedo que las mujeres le hicieran algo", nos contaron. ¡Fuerte!

 

No dejes de leer