Los regalos equivalen a ocho millones de euros, más de 8 millones de dólares, fueron enviados por empresas, celebridades y ciudadanos.
Harry y Meghan
Harry y Meghan
ETIQUETAS:
Por:
Redacción Fama -
[email protected] | @DiaaDiaPA |
Jueves 31 de mayo de 2018 12:00 AM

¡Qué dolor! Hagan fila porque los nuevos Duques van a devolver presentes de boda.

Les cuento que después de la ceremonia, de la fiesta, del baile, llega el epílogo del casamiento: los regalos. Pero los Duques de Sussex deberán quedarse con las ganas de abrirlos y disfrutarlos. Según determina la realeza británica, todos los obsequios deberán regresar a los remitentes.

Mira también: Harvey Weinstein declina declarar ante el jurado acusador en Nueva York

De acuerdo al medio Express, los regalos equivalen a ocho millones de euros más de 8 millones de dólares y fueron enviados por empresas, celebridades y ciudadanos anónimos al palacio de Kensington, que se vio inundado de paquetes.

Las dos razones que se esgrimen para no aceptarlos es evitar que los duques sean explotados con fines comerciales y cuestiones de seguridad. "Los obsequios ofrecidos por personas privadas que viven en el Reino Unido y que no son personalmente conocidos por miembros de la familia real deben rechazarse cuando existan dudas sobre la procedencia o las motivaciones del donante", determina la normativa.

Lee también: Thalía presenta reguetón como punta de lanza de un disco casero y divertido

Y eso que avisaron. Antes de casarse, el 19 de mayo, la pareja había pedido que no les enviaran más regalos y que, en su lugar, la gente hiciera donaciones a diferentes organizaciones benéficas, que representaban "varios asuntos sobre los que se sienten apasionados", como empoderamiento de las mujeres Meghan es una reconocida feminista, VIH, medioambiente y deportes para el cambio social.


The Times publicó que Meghan Markle y el príncipe Harry tenían también una lista de regalos secreta en el club privado Soho House -el lugar donde tuvieron su primera cita hace dos años- a la que solo accedieron los amigos más íntimos y familiares.

Nuevamente su vestido de bodas vuelve a la palestra, Y es que Emilia Wickstead, diseñadora de origen neozelandés, señala que el traje de Markle es una copia de un diseño suyo.
No dejes de leer