Las atribuciones del Ministerio de Trabajo serán "redistribuidas" entre las de Justicia, Economía y Ciudadanía.
En Brasil, presidente electo pretende eliminar la cartera de Trabajo
Bolsonaro es líder de la extrema derecha de Brasil. Foto: Archivo.
ETIQUETAS:
Por:
EFE -
[email protected] | @DiaaDiaPa |
Lunes 03 de diciembre de 2018 09:45 PM

El equipo de transición del presidente electo de Brasil, Jair Bolsonaro, informó que el futuro Gobierno contará con un total de 22 ministerios y confirmó la extinción de la cartera de Trabajo durante una rueda de prensa en Brasilia.

El ministro extraordinario de transición y futuro titular de la Presidencia, Onyx Lorenzoni, presentó la "estructura definitiva" del Gobierno de Bolsonaro con 22 ministerios y explicó que las atribuciones de la cartera de Trabajo serán "redistribuidas" entre las de Justicia, Economía y Ciudadanía.

 

VEA TAMBIÉN: Los restos de George H.W. Bush llegan a Washington, donde serán honrados 

 

Lorenzoni también destacó que "varios problemas" han pasado en el Ministerio de Trabajo, en alusión a los supuestos fraudes cometidos en esa cartera y que resultaron en la denuncia el pasado agosto de al menos 26 personas, entre ellas el exministro Helton Yomura.

"En términos generales, el Ministerio de Trabajo pasará a estar insertado mayoritariamente en el Ministerio de Justicia. Ahí está, seguramente, la secretaría que cuida de los registros sindicales, que fueron el centro del problema", precisó Lorenzoni.

 

La propuesta ha recibido duras críticas de los sindicatos brasileños

 

El ministro también detalló que la cartera de Economía se hará cargo de "la cuestión de la fiscalización y políticas públicas para el empleo" y, en menor medida, algunas de las funciones del ahora extinto ministerio serán gestionadas por el de Ciudadanía.

 

VEA TAMBIÉN: Aeronave de NASA llega a asteroide que informará sobre el origen de la vida

 

Bolsonaro, líder de la emergente extrema derecha de Brasil, ya había anunciado su intención de extinguir el Ministerio de Trabajo, creado en 1930, pero dio marcha atrás después de las duras críticas que recibió por parte de sindicatos, por la justicia laboral y hasta por algunos empresarios. Tras el anuncio, el Ministerio de Trabajo publicó un comunicado en el que rechazó la decisión del equipo de Bolsonaro y afirmó que la medida "atenta" contra la Constitución brasileña.

"Disolver las atribuciones del Ministerio de Trabajo en diversas carteras, sin la adopción de medidas de compensación democrática, retiraría uno de los escenarios en que se promueve la interlocución entre trabajador, empleadores y Estado regulador, esencial a la garantía del equilibrio de las relaciones de trabajo", expresó la institución.

 

No dejes de leer