Raniere está acusado de varios delitos, incluidos, conspiración, asociación delictiva, robo de identidad, extorsión, trabajo forzado, entre otros.
Las personas no salen del asombro con cada testimonio que se presenta. Foto: DD
Las personas no salen del asombro con cada testimonio que se presenta. Foto: DD
ETIQUETAS:
Por:
Redacción 'día a día' -
[email protected] | @diaadiapa |
Viernes 14 de junio de 2019 06:30 PM


El líder de la secta NXIVM, una organización de perversión sexual, enseñaba a sus miembros que la violación y el abuso infantil no son delitos, según un testigo que testificó este 14 de junio de 2019 en el juicio contra Keith Raniere, indican medios estadounidenses.


Raniere está acusado de varios delitos, incluidos, conspiración, asociación delictiva, robo de identidad, extorsión, trabajo forzado, lavado de dinero, tráfico sexual, entre otros.


Michael Weniger, agente especial del FBI, dijo al jurado que mientras se avanzaba por los cursos de NXIVM, la retórica en las clases se iba haciendo más misógina. Incluso, había una materia llamada "Sexo, violación y orgasmo", en la que se enseñaba que ellas llegaban al clímax al ser violadas, de acuerdo con el diario The New York Post.

 

 

Lea también: El Miss Venezuela 'evoluciona' con la crisis y va por bellezas diferentes

 


Raniere, supuestamente, también escribió en un e-mail: "Existe un porcentaje de mujeres que llegan al orgasmo al ser violadas".


Otro curso se titulaba "Abuso, derechos y lesiones", en el que se enseñaba que el abuso infantil no es un crimen. Uno de sus postulados decía: "¿Dónde está el problema si un adulto tiene sexo con un niño, si éste lo disfruta?", señala la publicación estadounidense.


¿Qué es NXIVM?
La organización NXIVM vendía clases de superación personal, pero los fiscales dicen que había un sistema piramidal de estafa con un culto donde las mujeres eran esclavizadas y llegaban a ser marcadas con un hierro con las iniciales del fundador.


Castigos, humillaciones y miedo


Aquí un testimonio...  Cuando Sylvie empezó a ir a las clases de Nxivm, un supuesto grupo de autoayuda, notó que había varias fotografías del líder, Keith Raniere, a quien le decían Vanguardia.


Las personas que asistían a esas clases en Albany, Nueva York, parecían idolatrar a Raniere, según testificó Sylvie en el juicio contra el líder por cargos de tráfico sexual y asociación delictiva.


La testigo contó que los participantes aplaudían, se inclinaban y recitaban una “declaración de misión y visión” que terminaba con un dicho al unísono: “Gracias, Vanguardia”.

 

Entérate: Natalie Glebova y Dean Kelly, una pareja empoderada que recorre el mundo

 

Regresó y le llamaban esclava


Sylvie dijo que esa experiencia la hizo pensar que nunca volvería a esas clases. Pero regresó y, con el tiempo, terminó siendo parte de un subgrupo clandestino dentro de Nxivm en el que era llamada “esclava” y la obligaban a seguir a ciegas a algún “maestro”. Dijo que llegó a permitir que Raniere le practicara sexo oral, porque creía que no podía negarse.


Uno de los temas que ha despertado gran curiosidad en las seis semanas del juicio federal contra Raniere ha sido cómo logró persuadir a tantas personas, que parecieran ser inteligentes, para que lo dejaran controlar sus vidas.


Seis exmiembros de Nxivm han testificado y explicaron cómo el grupo adoctrinó a las personas, las hizo cambiar sus creencias morales y las convenció de seguir a ciegas las reglas de Raniere, incluso cuando eso significaba violar la ley o tolerar una conducta sexual indebida.

Descubrió lo oscuro de los grupos secretos

Una nueva testigo en el caso de la secta sexual Nxivm se hizo presente para hablar de las circunstancias que la llevaron a salir de la organización durante una nueva jornada del juicio que se lleva a cabo en la corte federal del distrito este de Brooklyn, en Nueva York, contra el fundador de la secta, Keith Raniere.


La joven de 29 años conocida como Jay, es actriz y escritora. Fue una de las primeras personas que tras descubrir lo oscuro de los grupos secretos, pudo abandonar la organización, pese a que ésta tenía en su poder pruebas que podrían perjudicarla.


En 2017, Jay tuvo su primera experiencia con la organización. Desde Los Ángeles, se unió a la supuesta empresa de empoderamiento y desarrollo profesional para hacer un curso de 5 días que financió con su propios medios; luego, pidió prestado a una amiga para hacer otro curso por 10 mil dólares y, finalmente, otro que habría costado 11 mil dólares, para el que recibió algún apoyo de la organización.


Jay es una de las esclavas que aspiraba llegar a los niveles más altos del mando, pues respondía a 'India, quien a su vez rendía cuentas a Allison Mack, la mujer que tenía contacto directo con Raniere.


Nxivm es una organización que dictó clases de superación personal a miles de personas en el mundo y cuyo líder está siendo enjuiciado por cargos de tráfico sexual, crimen organizado, explotación y pornografía infantil.

No dejes de leer