Su visita se produce en la víspera del encuentro que Johnson y Hunt mantendrán mañana en la ciudad escocesa de Perth.
La primera ministra británica, Theresa May. | EFE
La primera ministra británica, Theresa May. | EFE
ETIQUETAS:
Por:
Reino Unido/EFE -
[email protected] | @diaadiapa |
Jueves 04 de julio de 2019 12:30 PM

La primera ministra británica en funciones, Theresa May, instó hoy a su sucesor a fijar como prioridad de su futura gestión mantener la unidad del Reino Unido, en un momento en que la perspectiva de un "brexit" sin acuerdo ha encendido el debate sobre la independencia de Escocia.


"Confío en que quien me suceda en el número 10 de Downing Street hará de la Unión (el Reino Unido) su prioridad. Él se basará en el trabajo realizado durante los últimos tres años, en los cuales el fortalecimiento de la Unión se ha convertido en una prioridad explícita del Gobierno", afirmó la conservadora May.


La jefa del Ejecutivo británico visitó Escocia, por última vez antes de dejar el cargo, y eligió la ciudad de Stirling, al noreste de Edimburgo, para emplazar a los aspirantes a sucederla, el exministro de Exteriores Boris Johnson y el actual titular de esta cartera, Jeremy Hunt, a "gobernar en nombre de todo el Reino Unido".


Su visita se produce en la víspera del encuentro que Johnson y Hunt mantendrán mañana en la ciudad escocesa de Perth, que se enmarca dentro de la serie de mítines en que ambos participan para conseguir el voto de los afiliados conservadores.


Los 160.000 miembros del partido empezarán en los próximos días a emitir sus votos y el 23 de julio será cuando se conozca el nombre del ganador, que al día siguiente relevará a May al frente de la formación y en la jefatura del Gobierno, tan solo un día antes de que el Parlamento británico inicie su receso veraniego.


Ambos candidatos se muestran decididos a materializar el "brexit" en la fecha prevista (el 31 de octubre) y han asegurado que están dispuestos a cumplir con esta promesa incluso si no hay un acuerdo que regule la salida, una postura que ha encendido los ánimos en Escocia.


Con motivo de la visita de May, la ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, ha dicho que Escocia "se dirige inexorablemente hacia la independencia" como resultado del "legado" que deja la "premier".

 

Ver más: La Aupsa tiene las piernas de trapo, le tienen los días contados para eliminarla 


"El comportamiento de los conservadores hacia Escocia en los tres años transcurridos desde la votación del 'brexit' ha sido injusto, arrogante y desdeñoso", sostuvo la líder nacionalista, que recordó que la región se opuso mayoritariamente a abandonar el club comunitario.


Sturgeon se ha comprometido a impulsar un segundo referéndum de independencia antes en Escocia de que finalice la actual legislatura en 2021, para lo que es imprescindible el permiso de Londres, que hasta ahora se opone con firmeza.

 

Hay que tener cuidado 

 

Según los analistas, el abandono del club comunitario puede incrementar la base de independentistas en Escocia, especialmente si la ruptura se produce de forma abrupta, debido al sentimiento europeísta de la mayoría de escoceses y al hecho de que su economía depende en gran medida de Europa.


Una encuesta reciente de YouGov indicó que el apoyo a la separación se sitúa en torno al 49 % frente al 51 % que la rechaza, mientras que otro sondeo de Panelbase, realizado a finales de junio, mostró que el 53 % optaría por la independencia si Johnson, que encabeza la contienda, es el próximo primer ministro.

 

Ver más: ¡Ay, Dios!, La Niña terminó llorando en el baño de la Asamblea Nacional 

 


Esta cifra supone un aumento respecto al 45 % que respaldó el divorcio en el referéndum de 2014, cuando una mayoría del 55 % decidió seguir formando parte del Reino Unido.
Para tratar de evitar que en Escocia siga aumentando el sentimiento nacionalista, May anunció este jueves que se llevará a cabo una revisión del "acuerdo de devolución".


De esta forma se conoce el sistema por el que el Parlamento de Westminster concede poderes a sus homólogos en Escocia, Gales e Irlanda del Norte.


El objetivo es, según la primera ministra, garantizar que todos los departamentos del Reino Unido tienen en cuenta a las administraciones descentralizadas cuando formulen políticas.


Sin embargo, Sturgeon ha calificado la medida de "acto desesperado de May" y ha recalcado que solo "el pueblo escocés y no un primer ministro "tory" puede decidir el "futuro" de la región. 

No dejes de leer