Los familiares del menor enfatizaron que exigirán una investigación a lo interno de la policlínica de la CSS.
Debido a la profundidad de la herida se requirieron dos puntos de sutura.
Herida en el brazo del niño. Foto: Eric A. Montenegro.
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @DiaaDiaPa |
Miércoles 20 de junio de 2018 09:00 PM

Familiares de un menor de cuatro años, quien sufrió una cortada de dos centímetros durante un procedimiento de extracción de sangre, exigieron una investigación a lo interno de la policlínica de la Caja de Seguro Social (CSS) Santiago Barraza en La Chorrera.

El hecho se suscitó en horas de la mañana del pasado martes, indicaron los familiares del menor quien, según narró su abuela Yajaira Bellido, fue llevado al cuarto de urgencia de la policlínica para ser tratado por una celulitis (inflamación del tejido celular que está bajo la piel) en el brazo izquierdo.

 
LEA TAMBIÉN: Techos desprendidos, caídas de árboles y sembradíos dañados en Alanje 

 

La herida en el brazo del niño fue descubierta al proceder una enfermera a administrar por vía intravenosa el medicamento referido por el galeno. El hecho quedó consignado en una hoja de Referencia de esta policlínica y con la cual fue remitido el menor hacia el hospital Nicolás Solano para ser tratado por la celulitis.

 
Equipos de laboratorio estaban fuera de peligro

 

Debido a la profundidad de la herida se requirieron dos puntos de sutura, expresó Yajaira Bellido, una decisión que fue tomada por cuatro médicos del cuarto de urgencia. El examen de sangre le fue practicado al niño aún cuando los equipos de laboratorio estaban fuera de servicio, lo cual le fue informado dos horas después de extraída la sangre, dijo Bellido.

Las abuelas paterna y materna acudieron este miércoles a la policlínica Santiago Barraza para exigir la entrega de un informe médico, con el cual dijo, acudirá al Ministerio Público (MP) a interponer una denuncia.

 
LEA TAMBIÉN: También juzgarán por intento de violación a asesino de niña 

 

Los familiares enfatizaron que exigirán una investigación a lo interno de la policlínica, aún cuando se les ha ocultado el nombre de la técnica de laboratorio que atendió al niño. Al respecto la directora médica de la policlínica de la CSS Santiago Barraza, Elizabeth Araúz Ubarte, aseveró haber iniciado una investigación sobre este hecho. Calificó la situación como un “hecho extraordinario” añadiendo que ya se ha convocado a todo el personal involucrado.

Dijo además que durante los procedimientos de extracción de sangre en niños, regularmente estos tienden a no quedarse quietos, por lo que se requiere de la ayuda de los padres.

No dejes de leer