El árbitro panameño Alejandro Pecero forma parte de los médicos que luchan todos los días contra el COVID-19.
ETIQUETAS:
Por:
Humberto Cornejo O. -
[email protected] | @cornejohumberto |
Jueves 18 de junio de 2020 12:00 AM

 

Conocido por ser parte de la sangre nueva del arbitraje panameño en los Campeonatos Nacionales de Béisbol juvenil y mayor, el médico Alejandro Pecero sale todo los días de su hogar con la convicción de luchar contra la pandemia del nuevo coronavirus (COVID-19).

 

Pecero, de 28 años, no duda en aceptar que ha tenido temor por este nuevo virus, pero reconoce que la vocación de su carrera lo hace trabajar con mucha pasión.

 

"Debido a la profesión, que con mucho fervor y amor decidimos ejercer, debemos cumplir al tratarse de vidas y, principalmente, de este país que todos amamos. Cada mañana, siempre da algo de temor, principalmente el COVID-19, pero también por las otras enfermedades que están presentes", manifestó Pecero, quien labora en el Hospital Nacional.

 

"En el caso del COVID-19, ha sido un poco difícil, porque está en riesgo la salud de los pacientes, médicos y enfermeras. Después del trabajo está el riesgo de contaminar a la familia, esposa, hijos y amigos".

 

Ver También: 'Sería un privilegio y un honor'

 

A pesar de la preparación que tuvo el sistema de salud, Pecero expresó que lo difícil ha sido sobrellevar la situación y a una población con normas que nunca se habían tomado.

 

"Me han tocado pacientes que llegan con algún tipo de afección, más allá de los síntomas del COVID-19, y dentro de los protocolos está hacerle la prueba, y terminan dando positivo. Esto se convierte en una alarma para el paciente y para uno como médico, aunque en los hospitales existen protocolos para el cuidado del médico y de los pacientes", manifestó Pecero, quien tiene tres años ejerciendo la medicina.

 

"Lastimosamente, hay algunos pacientes que ingresan sin COVID-19 y terminan contagiándose. Es una situación difícil de comunicársela a las personas", añadió.

 

Ver También: Mariano estuvo a un paso de los Tigres

 

El joven "umpire" reconoce que extraña el béisbol, como todos los panameños, ya que era la forma de "liberar estrés y tensión dentro de una sala o consultorio médico".

 

"Cuando llego a la casa, me quedo en el auto por un momento, me desvisto antes de entrar y llevo directamente la ropa a la lavandería. De ahí, me lavo las manos y pies, y me meto al baño. Es importarte higienizarse lo más que se pueda, antes de poder compartir con mi familia", señaló Pecero, quien invita a las personas a seguir los protocolos de salud.

 

"Independientemente de que no nos gusten, sean incómodos y resten tiempo de nuestros días, es algo que debemos seguir para evitar complicaciones. Esto ayudará a que haya menos contagios y se pueda controlar", finalizó.

 

 

 



Médico y árbitro panameño.

28


años tiene el médico y árbitro.

Independientemente que no nos gusten, sean incómodos y resten tiempo de nuestros días, es algo que demos seguir para evitar complicaciones. Esto ayudará a que haya menos contagios y se pueda controlar.

Debido a la profesión, que con mucho fervor y amor decidimos ejercer, debemos cumplir al tratarse de vidas y, principalmente, de este país que todos amamos. Cada mañana, siempre da algo de temor, principalmente el COVID-19, pero también por las otras enfermedades están presentes.

5


años tiene de experiencia como árbitro.

2018


fue desigando como árbitro internacional.

No dejes de leer