El mexicano indicó que prefiere disfrutar de su carrera día a día.
ETIQUETAS:
Por:
Humberto Cornejo O. -
[email protected] | @cornejohumberto |
Lunes 15 de junio de 2020 12:00 AM

 

La gran carrera del exlanzador panameño Mariano Rivera con los Yanquis de Nueva York hace que sea motivo de comparación en muchas de sus estadísticas con los actuales cerradores de las Grandes Ligas.

 

Uno de ellos es el serpentinero mexicano Roberto Osuna, de 25 años, quien tiene 154 rescates en 180 oportunidades, y salta como uno de los jugadores que tiene la oportunidad llegar a la marca de istmeño.

 

"Mucha gente me hace ese comentario de que si me imagino superando a Mariano, pero es algo que no pasa por mi mente seguido. Trato de enfocarme día a día", dijo a debate.com Osuna, quien está a 495 rescates de la marca de Mariano 652.

 

Ver También: Roberto Kelly está entre los mejores del siglo

 

"Sabemos que ese récord no es fácil. Me gustaría tener una carrera larga y ojalá se pueda; y si no, ni modo. Disfruto al máximo mi carrera en Grandes Ligas", agregó el azteca.

 

Osuna ha logrado al menos 20 salvados en cada una de cinco campañas y en tres años ha pasado de 30, llegando a 36, 38 y 39.

 

Ver También: Alcanzó una nueva meta en su carrera

 

En la actualidad, Kenley Jansen Dodgers de Los Ángeles es considerado el mejor cerrador desde que Mariano se retiró 2013, al salvar 239 juegos en 265 oportunidades desde 2014.

 

El tirador también tiene marca de 18-14 y una efectividad de 2.50, con 556 ponches contra solo 78 bases por bolas en 389.1 entradas.

 

Kenley Jansen tiene 301 juegos salvamentos, en 10 campañas con los Dodgers, para ocupar el lugar 28 de todos los tiempos.

 

 



Salón de la Fama en 2019.



Sabemos que ese récord no es fácil. Me gustaría tener una carrera larga y ojalá se pueda; y si no, ni modo.

19


campañas jugó Mariano con los Yanquis.

Mucha gente me hace ese comentario de que si me imagino superando a Mariano, pero es algo que no pasa por mi mente seguido. Trato de enfocarme día a día.

No dejes de leer