El número 18 dejó saber que el sueño que ahora los de la Roja persiguen es el de "ser la selección sorpresa en Rusia".
Foto ilustrativa de Luis "Matador" Tejada.
Foto ilustrativa de Luis "Matador" Tejada.
ETIQUETAS:
Martes 13 de marzo de 2018 12:00 AM

Luis "Matador" Tejada dejó al descubierto las memorias que guarda de aquel 10 de octubre de 2017, fecha en la que la Selección Mayor de Fútbol de Panamá logró clasificarse por primera vez a un mundial.

VER TAMBIÉNÁrabe Unido se mantiene líder en la LPF

"Aquella noche No paré de llorar por varias horas. Ese sonido del pitazo final y el grito de todo el estadio se ha quedado en mi mente hasta ahora. El orgullo de haber hecho estallar de felicidad a todo un país no tiene precio y, sobre todo, porque se hizo historia", reveló Tejada a la republica.pe.

Además, el número 18 dejó saber que el sueño que ahora los de la Roja persiguen es el de "ser la selección sorpresa en Rusia".

La historia continúa 

"Nosotros vamos a disfrutar porque es un sueño hecho realidad. Es nuestra primera vez en un mundial, algo histórico. Somos una selección chica que todo el mundo la ve y afirma que va sin ninguna posibilidad a nada. Pero nosotros no le hacemos caso a eso y nos aferramos a la ilusión de poder ser la selección sorpresa en Rusia", comentó.

Por otro lado, resaltó la importancia del director técnico Hernán Darío "El Bolillo" Gómez dentro de la selección para este torneo.

VER TAMBIÉN: Junio, el mes del mundial, un tiempo malo e histórico para Panamá y 'El Bolillo'

"La experiencia de 'El Bolillo' Gómez en los mundiales será fundamental, porque él sabrá cómo debemos de jugar esos partidos. Ofensivamente hemos mostrado un desempeño bastante bueno. Debemos ser sólidos defensivamente porque a estos rivales no les podemos dar ni la mínima ventaja", cerró.


Luis Tejada se abrió al mundo.

Es bueno dejar en claro que nosotros vamos a competir.

35


años tiene el 'Matador'.

Nosotros debemos estar tranquilos, siendo conscientes de que debemos disfrutar este momento que es un regalo de Dios.

 

No dejes de leer