El proyecto Costa Recicla, ubicado en Costa del Este, se encuentra suspendido desde hace 11 días.
Parque ecológico Felipe Motta.
Esta acción de los residentes de Costa del Este exige la suspensión de obra hasta que se dirima la denuncia comunitaria en contra de la sociedad Inversiones Meregilda, S.A. Foto/Archivo
ETIQUETAS:
Por:
Didier Hernán Gil -
[email protected] | @periodistagil |
Miércoles 14 de marzo de 2018 09:00 PM
 
El proyecto Costa Recicla, ubicado en Costa del Este, se encuentra suspendido desde hace 11 días. Esto luego de que la Dirección de Obras y Construcciones de la Alcaldía de Panamá detectara que se excedieron del área que les estaba permitido construir. 
 
Lea también:Colón acuerda levantar huelga general
 
Se trata de una extensión de 700 metros cuadrados de terreno destinados como fundación sin fines de lucro a un centro de acopio de materiales reciclables. 
 
El director de Obras y Construcciones, Antonio Docabo, indicó que se les otorgó el permiso N. P.C. 33-2018 el pasado 12 de enero, pero tras una inspección se observó una discrepancia con los metros aprobados. 
 
Una vez suspendida la obra, se invitó al constructor, en este caso Inversiones Meregilda, S.A. a aclarar la situación en la Alcaldía para seguir operando dentro del parque ecológico Felipe Motta.
Este medio pudo constatar de que la empresa en mención ya presentó un plano y están siendo estudiados por el Municipio de Panamá para su aprobación. 
 
A criterio de Docabo, "lo ideal es asegurarnos de que se cumpla con los permisos  y evitar suspicacia o inconsistencia que evite que se les de  un permiso de construcción". 
 
Aunado a esto, este medio conoció la Alcaldía de Panamá aplicará una sanción, pero no a Costa Recicla, sino a al constructor, es decir, Inversiones Meregilda, S.A. El funcionario no precisó la cantidad, pero sí confirmó que se hará efectiva. 
 
Aún no son terrenos del Estado
Por su parte, el alcalde José Isabel Blandón,  destacó que el terreno del centro de reciclaje no es un parque público,  sino un área privada. Esto significa que habría que esperar a que estas tierras sean traspasadas al Estado para poder decidir sobre ellos. 
 
También instó a la fundación a corregir las irregularidades encontradas e incluir esos cambios en los planos nuevos.
 

Blandón recordó que Costa del Este podría correr la misma suerte que Punta Pacífica y explicó lo siguiente: "Es un  desarrollo que dividieron en varios lotes y cada lote tiene un espacio público definido, que lamentablemente el Miviot de la época aceptó como espacio público las áreas sociales de los edificios. Al final Punta Pacífica terminó sin un parque público, es el problema que tendría de Costa del Este. Nosotros no estamos a favor de esa situación, creemos que eso va en contra de un concepto urbanístico, pero es un tema que viene desde  la creación de Costa del Este". 
 
Deben cumplir con el traspaso al Estado
En tanto, el abogado Alexander González manifestó que  al asignar el uso de suelo como parque a este globo de terreno, la misma Ley 6 de Urbanismo establece que para el ordenamiento territorial y planificación urbanística todo promotor que desarrolle proyectos de urbanización antes de dar por concluido las obras  tiene la obligación de traspasar estas tierras al Estado, pero no se ha hecho. 
 
"Esta ley te obliga a traspasarlo al Estado y se entiende que es un bien de uso público, por lo tanto tiene que ser protegido como tal. Para hacer otro uso, entonces se debe hacer una consulta pública, pero hasta el día de hoy no se ha hecho", explicó González.
 
El abogado añadió que tampoco tienen un permiso de MiAmbiente, de la Autoridad de Aseo Urbano y Domiciliario (AAUD) ni del Ministerio de Salud. "Ninguna de estas instituciones tenía conocimiento de sus operaciones, hasta que los residentes  empezaron a hacer las denuncias y ninguna ha hecho nada. 
 
Pese a lo anterior, solo el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial  respondió a través del arquitecto Rubén Aguilar, director de Ordenamiento Terrotorial, que en efecto, se debe hacer el traspaso del terreno.
 
El funcionario explica que aunque no les corresponde suspender la obra, enfatiza que el Artículo 413-A del Código Penal indica que "El servidor público que otorgue permisos o autorizaciones para obras o proyectos en parques y plazas existentes que tengan un valor natural, ambiental o cultural a nivel nacional que cambie el caracter de su función  y su esfera pública a privada será sancionado con prisión de seis meses a dos años". 
 
Salud ofrece su versión
El subdirector de Calidad Ambiental del Ministerio de Salud, Edgardo Villalobo,  confirmó que se le dio un visto bueno a la ONG, pues no se considera que desarrollan una actividad peligrosa. 
No obstante, aclaró que actualmente allí no se puede mantener ningún material orgánico. De lo contrario tendrían que gestionar los permisos necesarios. 
 
"No hay un esquema de peligro sanitario, pero sí deben adecuar sus instalaciones. Sí le estamos dando seguimiento y se le pidió ordenar, pues la comunidad no quiere allí un basurero", acotó. Esto teniendo en cuenta que el volumen de los materiales reciclado ha aumentado.  
 
Iván Bernal, presidente de la junta directiva del PH Titanium, indicó que  Costa Recicla ha planteado que "los vecinos estamos en contra del reciclaje y segundo que detuvimos la obra. Ninguna de las dos es cierta". 
 
Recordó que "desde el día uno le hemos  aclarado que estamos a favor de ellos y que aplaudimos su trabajo, pero no estamos de acuerdo con la nueva ubicación, y deben respetar a los vecinos que han levantado su voz a lo que están haciendo. No detuvimos la obra, fue la Alcaldía".

 
Otras acciones de la comunidad
Este caso, en el que se ha instalado un centro de reciclaje  en un área verde o de uso público ha sido motivo hasta de una denuncia, la cual reposa en la Casa de Justicia Comunitaria de Parque Lefevre desde el pasado 3 de marzo. 
 
Esta acción de los residentes de Costa del Este exige la suspensión de obra hasta que se dirima  la denuncia comunitaria en contra de la sociedad Inversiones Meregilda, S.A.
 
El nuevo centro será cuatro veces mayor
El presidente de Fundación Costa Recicla, Gabriel Vives,  respondió a la comunidad mediante nota fechada el 30 de enero de 2018, que luego de una reunión con residentes se ha ido dando respuesta a sus inquietudes.
 
Por ejemplo, precisó que para atender la afluencia de vehículos se encuentra en construcción los estacionamientos suficientes con miras a no afectar la vías públicas ni a terceros. 
Mientras que para una correcta disposición de los materiales se tiene previsto elaborar una pared de bloque cerrada con ventanillas donde se ubicarán los materiales a reciclar. Esto significa que el trabajo de separación de materiales no quedará  a la vista de los residentes.
 
Para un mayor control de las operaciones, Costa Recicla fijará un horario y habrá una guía o monitor que recibirá a los usuarios, de tal manera que se rechace cualquier material orgánico que contamine el resto. 
 
Lea también:Levantan paro en la Profesional e iniciarán clases el 19 de marzo
 
Vives confirmó que el nuevo centro de acopio será cuatro veces más grande que el que tienen en la actualidad y con posibilidad de expansión. 
Adicionalmente, descartó que el sitio se convierta en un basurero, ya que llevan seis  años de estar funcionando en unas instalaciones que no son las adecuadas, pero que no han puesto en riesgo a los usuarios o vecinos. 
 
No dejes de leer