De esta marcha, se logró la promulgación de la Ley de salario mínimo, ley de reforma agraria y la ley Inquilinato, en aquella época.
Foto ilustrativa del dirigente.
Foto ilustrativa del dirigente.
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @diaadiapa |
Jueves 02 de julio de 2020 02:15 PM

El dirigente Andrés Galvan Lorenzo, de 88 años de edad, quien encabezó la marcha contra el hambre y la desesperación, el 4 de octubre de 1959, falleció este 2 de julio en la ciudad de Colón.


Galvan Lorenzo nació en la comunidad de Río Indio, distrito de Donoso, en 1931.

 

También puedes leer:  Detienen a hombre que estranguló a dos perros en Cañazas 

 


De esta marcha, se logró la promulgación de la Ley de salario mínimo, ley de reforma agraria y la ley Inquilinato, en aquella época.


Esta jornada heróica de 1959 se da en período de grave crisis económica que venía sacudiendo al país, por casi 10 años, en ese tiempo.


En aquella década, existía desocupación y subempleados, cuyas entradas no bastaban para cumplir sus necesidades básicas.


Como consecuencia de la crisis económica, se produjeran lanzamientos frecuentes de inquilinos morosos.

 

Mira nuestra edición impresa aquí 

 


Con el propósito de agrupar y aglutinar a todos los trabajadores de Colón, se organiza la Unión de Sindicatos de Trabajadores de Oficios Mixtos.


Esta organización estaba presidida por el joven sindicalista Andrés Galván, que junto con Eugenio Barrera y otros, constituyeron la directiva y el primer núcleo de activistas de esta organización que, en pocos meses, se convirtió en una gran fuerza que atrajo a obreros, campesinos, amas de casa y grupos juveniles de estudiantes.


El núcleo fundamental lo constituían los desocupados inquilinos.


Se buscaba el establecimiento del salario mínimo B/. 0. 50 la hora, rebaja de alquileres, código agrario.

 

 También puedes leer:  Detienen a sujeto que cargaba mercancía de contrabando en Veraguas 

 


Para la noche del 4 de octubre de 1959, inició la marcha hacia la capital, y al día siguiente, llegaron a Panamá, en la que acudieron a la asamblea, donde expusieron la economía de Colón.


Pero posteriormente fueron masacrados por la fuerza pública, al mando del Mayor Arístides Hassan que, con bombas lacrimógenas bayonetas y “toletes”, irrumpió en la augusta cámara con furia y ametralladora en mano.


Los integrantes de la marcha y el público en general fueron golpeados salvajemente.


Esa noche, decenas de ciudadanos fueron encarcelados.


Luego de 17 días de arresto de los cuales estuvieron casi 2 semanas en huelga de hambre, los dirigentes Galván y Barrera, fueron puesto en libertad. El Gobierno Nacional presidio por el señor Ernesto de la Guardia aceptó discutir las demandas de los manifestantes colonenses.


El establecimientos de la ley del Salario Mínimo fue una gran avance, se estableció una escala de sueldos de acuerdo con actividades y ocupaciones dentro del territorio nacional. Más tarde, en histórico debate, se aprobó la rebaja de alquilares y la redacción de un código agrario.


En cuanto al salario mínimo, quedo establecido que las ciudades de Panamá y Colón el mismo sería de 0.50 centésimos y en el interior tendría otra tarifa. Sin embargo hay que aclarar que los señores comerciantes e industriales querían que fuera de 0.25 centavos.

No dejes de leer