Los mensajes que incluyen diversas simbologías están colocados en los metrobuses, en los alrededores o en las zonas pagas, para el usuario.
Estas son las indicaciones que Mi Bus busca se vuelvan a poner en práctica. Fotos: Jean Carlos Díaz
Estas son las indicaciones que Mi Bus busca se vuelvan a poner en práctica. Fotos: Jean Carlos Díaz
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @jeandiaz1331 |
Martes 30 de octubre de 2018 05:45 PM

 

La venta ambulante a lo interno de los buses, las personas que se suben a predicar, a pedir dinero en nombre de organizaciones sociales, los 'raperos' urbanos que cantan con guitarras y tambores dentro del metrobús, entre otras acciones están prohibidas en este sistema de transporte público.

 

 

Esto es considerado como venta ambulante o presentaciones no organizadas por la Empresa Transporte Masivo de Panamá, S.A. (Mi Bus), no está avalado dentro del funcionamiento y operación.

 
 
Podría leer: Víctor Martínez reta al director de la ATTT por el transporte en el sector Oeste 

 

Otras de las conductas que no se permitirán es libar, consumir alimentos dentro del metrobús, rayar los asientos o ingresar con mascotas.

 
 
Pondrán orden en el metrobús

Esto de acuerdo al plan de cultura sobre las normas en los buses y las zonas pagas que puso en ejecución la Mi Bus.

Josefina Sanjur, gerente de Atención al Cliente de Mi Bus, explicó que la principal intención es que los usuarios mantengan las zonas pagas y los buses limpios.

 
 
Además: Dos heridos deja accidente de tránsito en la autopista Arraiján-La Chorrera

 

La rotulación está visible en la parte trasera del operador; en el vidrio de los dos primeros asientos del lado derecho, a un costado del operador donde está el pasamanos, antes de cruzar el torniquete, en los asientos de color azul para los usuarios con preferencia, y en la parte exterior del bus, en el vidrio al lado de las puertas.

 
Ya se habían aplicado, pero nunca se cumplieron

Estas normas del uso del metrobús la mayoría fueron anunciadas hace ocho años (2010) cuando el metrobús inició operaciones en los distritos de Panamá y San Miguelito. Sin embargo, con el pasar del tiempo los usuarios se fueron olvidando de ellas y no se cumplieron.

 

 

Voceros de la Asociación Nacional de Usuarios del Transporte Público, consideran la medida positiva por un lado, pero apuntan a que debe haber fiscalización hacia los operadores para evitar que se den abusos como groserías y malos tratos a los usuarios.

 
Puede leer: Habrá operativo de inversión de carriles por fiestas patrias

 

Según Sanjur se ha tratado de hacer una mejor divulgación y la colocación de los imágenes en los buses para que las personas la vean y comiencen a poner en práctica lo que se indica. Esto también será incluido en los mensajes auditivos que reproduce constantemente los altoparlantes del metrobús.

 
No pueden sancionar a los pasajeros

Mi Bus no tiene la potestad de poder aplicar sanciones a aquellas personas que no cumplan con lo establecido, los operadores deberán apoyarse con las unidades de la Policía Nacional (PN) para evitar que las situaciones se tornen difícil.

 

 

Los operadores podrán llamar la atención de manera respetuosa a los usuarios, pero no tienen permitido agresiones físicas ni verbales.

 

 

Directivos de Mi Bus son conscientes de que no se podrá eliminar de una vez por toda, pero lanzan la advertencia que no pueden realizarse dichos actos.

 
Un trimestre para evr los resultados

Mi Bus tiene un período de tres meses para analizar los resultados de dicha iniciativa. A esto se le incluye la campaña de cultura de lo que se debe o no hacer, a finales de este año.

La inversión realizada por Mi Bus para la puesta en ejecución el uso de las normas para el metrobús es de $35 mil a $40 mil. La rotulación de los mensajes e indicaciones fue confeccionada por un contratista.

 
 
Vea más: Desde este fin de semana vienen algunos cambios en la circulación del metrobús

 

Cerca de mil 200 unidades ya tienen visible los mensajes de las normas e indicaciones. Hacen falta más de 200 unidades.

No dejes de leer