Su pareja acudió al hospital a confirmar de que la docente había parido allí, pero lo que había hecho era sustraer a una bebita ajena.
Una vez se ordena la detención de la imputada, el juez ordenó su traslado al Centro Femenino de Los Algarrobos en el distrito de Dolega. Foto: Mayra Madrid
Una vez se ordena la detención de la imputada, el juez ordenó su traslado al Centro Femenino de Los Algarrobos en el distrito de Dolega. Foto: Mayra Madrid
ETIQUETAS:
Por:
Mayra Madrid -
[email protected] | @diaadiapa |
Domingo 01 de septiembre de 2019 06:30 PM

 

Un juez de garantías, en la provincia de Chiriquí,  ordenó la detención provisional a una mujer de 38 años de edad, por el delito contra la libertad individual (sustracción de menor) en perjuicio de una infante de 15 días de nacida.

Esta pequeña se encontraba con su madre, una joven indígena, en un hecho registrado en un centro comercial en el distrito de David en el área conocida como "calle cuarta".

El acto de audiencia se celebró la tarde de este 1 de septiembre de 2019 en el Órgano Judicial en el distrito de David.

 

Lea también: La invitó a comer y a comprarle ropa, pero en un descuido se le llevó a la bebé

 

Allí el juez de garantías, Erick Polanco, legalizó la aprehensión de Ruth Olmos Valdez, quien dijo haber culminado estudios como profesora de Geografía e Historia, pero que actualmente no estaba laborando.

Igualmente se le fomuló cargos por el delito de privación de libertad, en calidad de autora, por este acto registrado el viernes 30 de agosto de 2019.

Según el Ministerio Público, los hechos iniciaron cuando la imputada abordó a la joven indígena el 29 de agosto en el Hospital Materno Infantil José Domingo de Obaldía.

 

La niña solo tenía 15 días de nacida y le dieron salida del nosocomio. Allí, Olmos Valdez se acercó a la madre indígena y le ofreció ayuda, ya que no mantenía documentos de identificación para sacarla.

Ese acto no fue aceptado por las autoridades del hospital y le solicitaron que fuera un familiar, quien realizara el trámite, pero la imputada continuaba insistentemente en ayudarle.

Al día siguiente llegó con la progenitora y la suegra de esta para obtener su salida. 

Es así cuando salen juntas del hospital hacia el área comercial en David donde se ofrece a comprarle algunas cosas a la bebé. Allí aprovechó un descuido y sustrae la infante. Posteriormente la lleva a su residencia, ubicada en Barrio Varital, en David.

 

 

Entérate: ¡Sana y salva! Recuperan recién nacida que le fue sustraída a su madre en David

 

La mentira salió a la luz pública

Durante la sustentación de los hechos, el Ministerio Público dejó claro que fue la pareja de la imputada, Gabriel Feliciano Martínez, informó a las autoridades que el pasado 29 de agosto dejó a su pareja en el hospital  Obaldía, ya que tenía fecha de parto.

Él narra que se retiró con la condición de que ella le avisaría si algo pasaba. Posteriormente, el día 30 de agosto su pareja Ruth aparece en el cuarto que alquilan con una bebé.

Ruth aseguró que es producto del embarazo; sin embargo horas más tarde observa en redes sociales una serie de noticias sobre el rapto de una bebé e incluso una fotografía donde es poco visible, pero distingue que la vestimenta que mantenía la raptora era muy parecida a la de su pareja.

Frente a esta situación, él la cuestiona en la residencia y le pregunta si tiene que decirle algo, ya que el cree que algo pasó y esa no es su hija. Ella lo negó y él le responde que al día siguiente muy temprano acudiría al hospital a verificar si en efecto ella dio a luz esa bebé, pues le parecía que algo no estaba bien.

 

 
Chequea esto: ¿Cristiana sepultura? Usuarios catalogan de insensibles acciones de municipio

 

El propio marido la echó al agua

Cuando Gabriel Feliciano Martínez acude al hospital, al siguiente día, se percata que su pareja se había llevado la bebé de una mujer indígena, por lo que procedió a llevar  a las unidades de la Dirección de Investigación Judicial a la residencia donde se encontraba la imputada junto a la bebé recién nacida e inicia el proceso de aprehensión. 

La defensa de la imputada solicitó que se le otorgará una medida cautelar distinta a la detención como el arresto domiciliario bajo la custodia de su madre, lo que fue negado por el juez de garantías Erick Polanco,  quien expresó que la joven represnta un peligro para la sociedad y más cuando se aprovechó de la vulnerabilidad de la mujer ngäbe, siendo la imputada una persona preparada académicamente.

Durante la intervención de la joven imputada, al cuestionarsele si había entendido la formulación de cargos, dijo que sí,  pero que las cosas no eran como las estaba diciendo el Ministerio Público.

Una vez se ordena la detención de la imputada, el juez ordenó su traslado al Centro Femenino de Los Algarrobos en el distrito de Dolega.

No dejes de leer