La pareja argentina consideró que ser un joven seguidor de Cristo influye de manera muy positiva en el diario vivir.
ETIQUETAS:
Por:
Enyoline Barría -
[email protected] | @EnyBarria |
Jueves 24 de enero de 2019 12:00 AM

 

Un beso tan romántico como un tango de Gardel. Ana Clara Vigil y Luciano Novero, la historia de una pareja argentina enamorada que dijo presente en la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ) 2019, que se realiza en Panamá.

 

"Yo siempre pensé en buscar el momento para poder preguntarle si quería ser mi esposa, igual, ya sabía que la respuesta iba a ser un sí (risas). Claro, después de diez años, ya quería darle el anillo para que se sintiera feliz", contó Novero a día a día, minutos antes de que comenzara la Misa de Apertura del magno evento religioso, que tuvo lugar en la Cinta Costera.

 

La pareja, que llegó a Panamá desde diciembre, relató cómo se llevó a cabo la propuesta matrimonial.

 

VER TAMBIÉN: Sabes lo que lleva el papa Francisco en su maletín y por qué nadie lo carga

 

"Quería hacerlo antes de la JMJ", manifestó Luciano, de 26 años de edad. "Así que lo hice mientras estuvimos en San Blas, me pareció que era un bello lugar. Estamos muy felices, Panamá siempre estará en nuestros corazones por habernos regalado un hermoso escenario para comprometernos antes de la JMJ 2019", agregó.

 

En tanto, Vigil, quien no podía ocultar su emoción por su compromiso y por la oportunidad de poder ver al Papa Francisco, destacó que valora mucho el estar comprometida con su novio durante este tiempo, ya que considera que podrán presentar su futuro matrimonio "más cerca de Dios".

 

"Mi prometido y yo tenemos 10 años de conocernos, sin duda alguna sé que Dios me lo presentó, fue un regalo de Él para mí, al igual que todas las demás bendiciones que tengo en mi vida gracias a la fe que he tenido. Yo sé que el llevar una vida de fe ha hecho muchas cosas en mí vida, tener fe me ha dado las mejores partes de mí vida y ser parte del cuerpo de la iglesia me ha cambiado mucho", comentó la peregrina de 27 años.

 

VER TAMBIÉN: Le sacan los trapos sucios al padre que se metió con Sandra Sandoval

 

Además, Vigil consideró que ser una joven seguidora de Cristo influye de manera muy positiva en su diario vivir.

 

"Seguir a Cristo impulsa y motiva tu vida, encuentras un propósito para seguir adelante, ser mejor persona. Hay que hacer una diferencia en el mundo".

 

VER TAMBIÉN: Gian Varela no quiere enredos, 'gobierno panameño no representa mi ideología'

 

La nacida en Santa Fe, Argentina aprovechó el tiempo para invitar a los jóvenes panameños y de todo el mundo, que no han tenido la oportunidad de vivir la experiencia que brinda la JMJ, a que se animen a hacer un cambio, agarrados de la mano de Jesús y las enseñanzas del Papa Francisco.

 

"La JMJ es una experiencia que te lleva de fe, conocer a Cristo te cambia la vida y vale la pena hacerlo", cerró.


Los peregrinos argentinos agradecieron a Dios por la vida del Papa Francisco, quien es oriundo de Argentina.
No dejes de leer