Locutora, presentadora de tv, modelo y hasta activista de derechos humanos, es la hija del medio en una familia de mamá, papá y tres hijos.
Está viviendo en Colón. Foto: Anayansi Gamez
Está viviendo en Colón. Foto: Anayansi Gamez
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @sanoliveros92 |
Martes 14 de mayo de 2019 12:00 AM

Si hay algo que nadie puede negar es que la palabra valentía la lleva tatuada en todo su cuerpo. Sí, hablamos de Candy Pamela González Arosemena.

Esta mujer transexual panameña, tiene 25 años de edad y es del signo zodiacal Leo.

Aún cuando ha estado en boca de todos por sus fotos y videos triple x, aventuras, dimes y diretes con otras caras de la tv y hasta una mediática ruptura sentimental, respeta las creencias y las culturas de las personas, aún cuando no cree en Dios.

Se considera a sí misma como una persona organizada, sensible y sexual.

 

"Candy Pamela no es un personaje, es una identidad, esta soy yo", destacó la joven.

No se pierda:  Daddy Yankee será productor ejecutivo del concurso de Univision

Locutora, presentadora de tv, modelo y hasta activista de derechos humanos, es la hija del medio en una familia de mamá, papá y tres hijos.

Como cualquier otra persona, se gana la vida gracias a sus trabajos en la radio, clientes en canje, publicidad, antes era sous chef en un restaurante en Casco Antiguo y ahora es Chef en uno en Portobelo.

Tiene más de 12 cirugías entre las que incluye: botox, plasma, levantamiento de cejas, bichetomía láser, perfilación de nariz, pómulos, senos, cintura, espalda baja, glúteos, piernas y lipoescultura láser, sí, todas con una inversión de más de 17 mil dólares, incluyendo hasta los medicamentos hormonales que toma desde los 12 años. "Si me miro desnuda frente al espejo puedo decir que soy la mujer que siempre soñé ser, quizás con el tiempo me haga algún otro retoque ."

Su historia

Hoy Candy Pamela usa extensiones y está orgullosa de sus labios naturales, licenciada en Gastronomía, que sueña con ser actriz o dj de música electrónica y que hasta baila Pole Dance en casa, luchó bastante para llegar hasta donde está.

Aprendió de sus padres a ser responsable y dar frente por lo que quería. Desde joven vendía pastelitos y "cupcakes" para comprar maquillaje o un vestidos con sus ahorros. Agradece siempre el amor de sus padres y a pesar de las críticas, sigue mirando al horizonte.

Desde los 3 años era muy femenina, a los 7 años tuvo problemas con sus maestros por su comportamiento y fue a dar al psicólogo y psiquiatra, épocas muy oscuras en su vida. A los 12 años, sus padres entendieron qué era la transexualidad y empezaron a darle apoyo moral y con tratamientos. Hubo horas extras de trabajo de su padre y por eso Candy estará agradecida siempre. Las hormonas desde temprano ayudaron mucho en su cambio. Tuvo sus dulces 15 años como toda niña con baile, zapatos y corona y fue cuando fue presentada a la sociedad como Candy Pamela, nombre que salió del ingenio de sus compañeros de clases en el Instituto América. En sus fotos de graduación de sexto año sale maquillada y con peluca, como toda una mujer.

Mire: ¡Terror! Gloria Quintana cuenta que casi matan a su hijo José Peláez, de Oye TV
Sus marcas

Candy tiene en su cuerpo tatuajes y cada uno con una historia diferente.

Beso pixelado: jugando paintball con su antigua pareja, le disparó y le quedó una marca en la parte interna del muslo. Finalizada la relación, cada vez que lo veía la deprimía. Su amiga Emely Miles le aconsejó hacerse algo. Es pixelado porque representa su relación a distancia y tecnológica.

Avión: Le apasiona viajar en diciembre para conocer otras tradiciones.

Ojitos y nariz: Es amante de los gatos, tiene dos por eso los ojitos son diferentes.

Signo de leo en el cuello: Es una mujer de personalidad fuerte.

Mariposa: su primer tatuaje y representa su transcisión, metamorfosis y libertad.

Tiene una cicatriz en la frente por un accidente de infancia y no se lo ha querido arreglar porque tiene una historia que la hace más fuerte.

Transexualidad en Panamá

Según la activista, hace muchos años que ha venido teniendo un pequeño avance. "Creo que he impulsado eso y me llena de orgullo decirlo. Estamos en una etapa donde la sociedad esta viendo diferentes cambios sociales a nivel internacional desde el Miss Universo con inclusión de mujeres transexuales o mujeres en Panamá que se cambian el nombre legalmente. Es algo que empodera y ayuda a los niños del futuro".

¿Miss Panamá en el futuro?

Luego del tema de Angela Ponce, la modelo agregó que no esta en la disposición de hacerse una resignación sexual solo para entrar a un concurso de belleza y recibir palo y tener exposición amarillista. "Hacerme los genitales no me hará más mujer, lo que importa es lo que uno tiene en la mente".

Al ser cuestionada sobre su futuro, la locutora relató que aunque quiere ser madre de tres niños, no está preparada para eso ni para casarse a menos que "Gabo" vuelva entre risas, y es que está dispuesta a hablar. "Yo estudio a las personas y creo que todos merecen otras oportunidades en la vida a pesar de sus tropiezos".

Mucho más

No soy cuadrada ni estricta.

Soy amiga, hermana, novia, soy lo que sea que me haga sentir bien.

Soy una mujer igual que todas, soy un ser humano y eso es lo que importa.

Muchas personas le gustan algunas cosas, pero no lo dicen por pena al rechazo, nadie tiene derecho a criticar si es tu vida. Eso es lo que creo por eso soy llevadera y más fluida en cuanto al bullying o lo negativo.

Hasta 3 horas le toma arreglarse. "Soy obsesiva con mi tiempo".

No dejes de leer