Quiere tener su propio club en Panamá para no depender de que lo contraten como músico.
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - @valeriestoute |
Viernes 24 de enero de 2020 06:00 AM

Rubén Blades tiene muy claro lo que quiere hacer a sus 71 años de edad. Es cantante, compositor, músico, actor, abogado, político y activista... también escritor. Escribir es una de sus pasiones.

En una entrevista con el sitio web llamado Arcadia comentó que está interesado en publicar un libro sobre su experiencia en la música, sus letras, composiciones, etc. También habló de los retos que enfrenta en estos tiempos, la idea de producir cine y hasta crear un club. ¿Un club? Sí, su propio club.

Lee también: Marze Amor está encantada con Faschiony

El reportero le preguntó si había pensado en escribir otro proyecto grande, muy parecido al de Maestra Vida. Él respondió: "He estado dándole vueltas a la idea de un musical cuyo tema sería la relación política entre Estados Unidos y Latinoamérica. Pero eso requiere de un tiempo que ahora mismo no tengo disponible. Lo de escribir una novela, menos. Pero sí estoy en conversaciones con una casa editora para publicar un libro sobre mi experiencia como compositor, las letras de mis canciones, por qué las escribí, cuál fue el contexto histórico rodeando su aparición, etc. Eso sí está andando", explicó el panameño.

Mira también: Neka Prila trabaja en la 'flacidez' del cuerpo

¡Ah! Y para los que no sabían, aprendió mucho de escritura con Gabriel García Máquez. "Gabo" le decía que él, más que músico, era un cronista, un escritor que cantaba sus escritos.

"Su respeto hacia mi trabajo, cosa que demostró por escrito y oralmente, confirmó que no existe una brecha imposible entre la letra de una canción popular y la literatura. Eso lo demostré en el tema «gdbd», («gente despertando bajo dictadura»). Ese fue un cuento corto que escribí y luego canté de manera espontánea, sin arreglo y sin ensayo, e incluí en el álbum Buscando América. Eso demuestra que la salsa también puede ser considerada como literatura. Tanto Gabriel como Carlos Fuentes estuvieron de acuerdo en eso y así me lo expresaron en conversaciones que tuvimos. Pero Gabo era un tipo muy centrado. Él no andaba aceptando pendejadas, ni toleraba estupideces. Para mí fue un verdadero intelectual porque siempre poseyó lo que para mí define el término: la curiosidad de entender, de aprender", comentó Blades.

Además confesó que siente que en sus discos Maestra Vida y en Antecedente se encuentra más el Rubén Blades panameño.

Por otro lado, habló de cómo administra su tiempo, pues es actor y ya se ha publicado la idea que tiene él de producir una película. ¿Cómo hará todo eso, y con la música?

"Trato de administrar un tiempo que siento se acorta cada vez más. Uno tiene que ser realista con esto. No voy a ser delantero de la selección de fútbol de Panamá. No voy a ser dentista y ahora sé que no aprenderé jamás a manejar un automóvil: definir lo posible y separarlo de lo imposible y del «más tarde». Debo definir qué puedo hacer, determinar si es posible el hacerlo y no enredarme con lo que deseo pero no puedo cumplir. Es determinar qué es lo que me importa hacer, en el tiempo que aun pueda tener", expresó.

"¡Me resulta difícil creer que ya he vivido tanto! A la vez siento que aún me falta mucho por investigar, por leer, todavía poseo mucho interés por temas como la arqueología, la paleontología y la pintura, pero reconozco que no podré atenderlos todos. Trataré, eso sí, de continuar produciendo y caminando mientras la salud me lo permita. Y cuando llegue el momento en que ya no pueda continuar con mis tareas usuales, entonces me dedicaré a escribir, o a lo que me permita la realidad que viva en ese momento", continuó.

 

Retos tras su más de 40 años de carrera artística

El reto más importante es el de mantenerse con salud. Lo de la edad, eso es relativo. Mientras más edad tengo, más entiendo las cosas, mejor me adapto. ¿Pero de qué vale sobrevivir si no logras trasladar esa vida a un movimiento, a un efecto que produzca algo positivo? Lo demás es entender que las oportunidades, cuando te haces viejo, las tienes que crear tú mismo. No esperaré a que las traigan, trataré de crear mi propio plan para contingencias y así no depender de terceros, en lo posible. Por ejemplo, quiero tener un club en Panamá para no depender de que alguien me contrate como músico…", destacó el maestro de la salsa.

Contó que eso lo ha estado haciendo desde que a los dieciocho años decidió ingresar a la Universidad de Panamá y estudiar Derecho. "Hay gente que cree que las cosas solo nos ocurren por suerte, o porque ‘el destino’ lo quiso, o porque te las encuentras en una caja de corn flakes, y están más locos que el carajo. Cada decisión nuestra, mala o buena, es la que crea el camino a seguir, o la que nos cierra la vía2, explicó.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

No dejes de leer