La chama ya va para tres años de residir en suelo nacional.
Está aprendiendo inglés. Foto: Instagram
Está aprendiendo inglés. Foto: Instagram
ETIQUETAS:
Por:
[email protected] - Sricord |
Miércoles 26 de septiembre de 2018 07:00 AM

El tema de la nacionalidad entre panameños y venezolanos es serio.  ¡Ujum!

Generalmente, los ánimos se caldean cuando se habla de chamos en Panamá, pero Stephany Vásquez está feliz de vivir en esta tierra y hasta le gustaría convertirse en una panameña más, siempre y cuando este país se lo permita.

Les cuento que la excompetidora de Calle 7, ayer se levantó pensativa y en sus historias confesó que a veces se pregunta qué pasará con su país, pues añora esos días de libertad y la patria que la vio crecer.  En ese mismo extracto señaló que salir de Venezuela la convirtió en una mujer más fuerte.

No se pierda: 'Gavilán' solo saludó a 'Lala' de Sanctis

Tres años en PTY

La modelo cumplirá tres años en el país, pero ha llegado el tiempo de regresar o no: "No es que no quiera (regresar), pero realmente no está en mis opciones pues Panamá me abrió muchas posibilidades y desde aquí puedo no solo crecer como profesional, si no cómo persona, estando aquí puedo ayudar a mi familia", aseguró.

Y qué con la cédula panameña: "Si Dios me permite estar aquí y permanecer en Panamá, sí, quiero mucho a Panama y tengo muchas amistades aquí. Y me siento muy feliz", agregó.

No es de extrañarse estas palabras de la chama, pues en poco tiempo se ha convertido en una mujer reconocida, que forma parte del Chollywood y que además conoció a su galán: Jorge López.

Dejará este paraíso tropical

Si ella no consigue realizar sus metas, sí saltaría del barco. "Bueno si Panamá ya no me ofrece oportunidades de volver a trabajar en el medio, claro que sí buscaría expandirme, por supuesto. Ahorita estoy aprovechando de prepararme y estudiar para poder lograr mis metas propuestas".

 

Mire: Rosa Iveth prende las redes con sus senos...'ella no se ha hecho nada'

 

 

Está feliz junto a su español. Hace poco habían rumores de una separación, pero nada es cierto.

No dejes de leer