Los expertos recomiendan a la población revisar sus esquemas de vacunación, consultar al médico de cabecera sobre las vacunas que debe recibir.
ETIQUETAS:
Por:
Redacción 'día a día' -
[email protected] | @diaadiapa |
Jueves 22 de octubre de 2020 08:00 PM

 

En medio de la pandemia por COVID-19, es importante reforzar los esquemas de vacunación de la población con el fin de evitar el resurgimiento de enfermedades que ya estaban controladas el tétano, la difteria y la tosferina. Datos de la Sociedad Latinoamericana de Infectología Pediátrica (SLIPE), actualmente se evidencia una caída de al menos 25% en coberturas de vacunación en casi todas las regiones del mundo incluyendo nuestra región.

 

 

Lea también: 'Todos con Raúl', hay una esperanza para sobrevivir y tú puedes apoyarlo

 

 

Ante este escenario, el valor de la vacunación a lo largo de la vida, toma aún mayor relevancia en el contexto actual. Tener al día las vacunas que sí hay disponibles es una excelente manera de proteger a poblaciones vulnerables como niños, adolescentes, mujeres embarazadas y adultos mayores.

Por ejemplo, el tétanos, la difteria y la tosferina pueden ser enfermedades muy graves, pero afortunadamente, la vacuna Tdap protege contra todas ellas en una misma dosis.

El tétanos causa tensión y rigidez dolorosa en los músculos de todo el cuerpo. Puede ocasionar rigidez en la cabeza y el cuello, lo que impide abrir la boca, tragar o en ocasiones, incluso respirar. El tétanos mata aproximadamente a 1 de cada 5 personas infectadas.

 

 

Entérate: En Panamá hay 21,217 casos activos de COVID-19... Hubo 15 defunciones

 

 

La difteria, por su parte, puede ocasionar que se forme una capa gruesa en la parte posterior de la garganta. Esto puede ocasionar problemas para respirar, parálisis, insuficiencia cardíaca y en el peor de los casos, la muerte.

Mientras que la tosferina causa episodios de tos severos que pueden producir dificultad para respirar, vómitos y alteraciones del sueño.

Estas enfermedades son causadas por bacterias, la difteria y la tos ferina se contagian de persona a persona por medio de secreciones de la tos o los estornudos. El tétanos entra en el cuerpo a través de cortes, raspones o heridas.

“Antes de que la vacuna existiera en Estados Unidos, se presentaban hasta 200 mil casos al año de difteria y tos ferina, así como centenares de casos de tétanos. Desde que comenzó la vacunación, el tétanos y la difteria han disminuido, aproximadamente un 99% y la tosferina alrededor de un 80%. Lo que evidencia el poder de la vacunación como una herramienta de prevención altamente confiable y eficaz”, comentó la Dra. Maribel Tribaldos, directora Médica de Sanofi Pasteur.}

 

 

Chequea esto: Piden la cabeza de la ministra Eyra Ruiz por la muerte del Dr. Carlos Mendoza

 

 

Una dosis de Tdap se administra sistemáticamente a los 11 o 12 años. Las personas que no se aplicaron la vacuna a esa edad, deben aplicársela tan pronto como sea posible. Además, es especialmente importante para los profesionales de la salud. Las mujeres embarazadas deben recibir una dosis durante cada embarazo para proteger al recién nacido de la tos ferina, y para toda persona que tenga contacto cercano con un bebé de menos de 12 meses de edad.

Los expertos recomiendan a la población revisar sus esquemas de vacunación, consultar al médico de cabecera sobre las vacunas que debe recibir y en caso de necesitar alguna dosis, acercarse a los centros de vacunación más cercanos.

No dejes de leer