En el mundo, los cánceres de cabeza y cuello ocupan el sexto lugar en incidencia dentro de todos los tumores y el 6% de todos los casos de cáncer.
 Un diagnóstico tardío puede disminuir las posibilidades de curación, aumentar la complejidad de los tratamientos y comprometer funciones como el habla y el comer, por lo que es importante la prevención y el diagnóstico oportuno. Foto: Cortesía
Un diagnóstico tardío puede disminuir las posibilidades de curación, aumentar la complejidad de los tratamientos y comprometer funciones como el habla y el comer, por lo que es importante la prevención y el diagnóstico oportuno. Foto: Cortesía
ETIQUETAS:
Por:
Redacción 'día a día' -
[email protected] | @diaadiapa |
Jueves 22 de agosto de 2019 03:45 PM

 

En Panamá, la mayoría de los pacientes nuevos con cáncer de cabeza y cuello se diagnostican en etapas avanzadas de la enfermedad, ya sea por falta de conocimiento de los síntomas o de acceso a métodos diagnósticos, afirmó el médico oncólogo, el Dr. Alejandro Crismatt, del Centro Hemato Oncológico Panamá (CHOP).


Un diagnóstico tardío puede disminuir las posibilidades de curación, aumentar la complejidad de los tratamientos y comprometer funciones como el habla y el comer, por lo que es importante la prevención y el diagnóstico oportuno.

 
Lea también: A 'Japa' ya no le importa si le suben fotos triple X

 


Más de 550,000 personas son diagnosticadas cada año a nivel mundial con esta enfermedad. Las tasas de incidencia en cada país están altamente influenciadas por el consumo de tabaco y alcohol, siendo los principales factores de riesgo para el cáncer de cabeza y cuello.

“En nuestro país son grandes los avances logrados en la lucha contra el tabaco, ya que actualmente Panamá tiene una de las tasas más bajas de consumo de tabaco en la región. Sin embargo, el consumo de alcohol continúa aumentando, y ocupamos el segundo lugar en ingesta per cápita de la región (datos de WHO - 2016)” indicó el oncólogo, el Dr. Crismatt.

Los cánceres de cabeza y cuello conforman un conjunto de tumores, que generalmente comienzan en las células escamosas que revisten las superficies húmedas y mucosas del interior de la cabeza y del cuello.

Los cánceres de cabeza y cuello se categorizan, a su vez, de acuerdo a la zona de la cabeza o del cuello en la que empiezan.

 

Entérate: Nombran a la instagramer Zuany Tatiana en el gobierNito... hay indignación

 

Pueden ubicarse en la nariz, la boca, labios, el paladar, la lengua, las mejillas o las encías, la garganta, los senos paranasales y glándulas salivales.

En el mundo, los cánceres de cabeza y cuello ocupan el sexto lugar en incidencia dentro de todos los tumores y el 6% de todos los casos de cáncer.

 

Chequea esto: Antón está preparado para el Primer Desfile de la Pollera Montuna Picarona

 

Los principales factores de riesgo: Tabaco, alcohol y el Virus de Papiloma Humano

El consumo de tabaco, en todas sus formas, es la principal causa de cáncer de cabeza y cuello. Se ha demostrado de manera concluyente que el tabaco causa los cánceres de cavidad oral, laringe y faringe. La Agencia Internacional para la Investigación sobre el cáncer clasificó al tabaquismo directo, fumador pasivo y al tabaco sin humo como carcinógenos, o agentes con evidencia suficiente de producir tumores en humanos. Dependiendo del tiempo de exposición y la frecuencia de su consumo puede incrementar el riesgo de cáncer de cabeza y cuello de 2 a 5 veces respecto a la población que no lo consume.

El consumo de alcohol es un factor de riesgo bien establecido para la mayoría de los cánceres de cabeza y cuello, esofágicos y gástricos. La Agencia Internacional para la Investigación sobre el cáncer clasificó al alcohol como un carcinógeno para los tumores de cabeza y cuello ubicados en la cavidad oral, orofaringe, hipofaringe y laringe. Se estima que el uso combinado de tabaco y alcohol aumenta 35 veces el riesgo de padecer cáncer de cabeza y cuello, en comparación con cinco veces para el tabaco solo, y nueve veces para el alcohol.

El Virus de Papiloma Humano (VPH) es un virus transmitido a través del contacto sexual y cuenta con más de 200 tipos conocidos, muchos de los cuales causan lesiones benignas, como la verruga común. Sin embargo, los tipos el 16, 18, y 31 son conocidos por inducir cáncer, ya que provocan la formación de cánceres cérvico-uterinos, anogenitales, y de cabeza y cuello, específicamente de orofaringe o de amígdalas. El VPH es la infección de transmisión sexual más común o frecuente, y es altamente contagioso, sobre todo entre la población joven.

No dejes de leer