No hay una clasificación de los pacientes de acuerdo con las enfermedades. La sala de aislamiento es un horno de la calor que hace, entre otras fallas
Cada vez son más las historias de terror en la atención de salud con esta entidad. Foto: Cortesía
Cada vez son más las historias de terror en la atención de salud con esta entidad. Foto: Cortesía
ETIQUETAS:
Por:
Redacción 'día a día' -
[email protected] | @diaadiapa |
Sábado 25 de mayo de 2019 02:45 PM

 

Los pacientes contagiados con la bacteria nosocomial Klebsiella pneumoniae Carbapenemase (KPC) están recluidos en una sala de aislamiento que no reúne las condiciones para lograr su recuperación, denunció  a este medio una ciudadana que está viviendo en carne propia este calvario.

La fémina relató que la sala de aislamiento, localizada en el sexto piso del complejo hospitalario Arnulfo Arias Madrid de la Caja de Seguro Social (CSS), se encuentra supuestamente, en condiciones deplorables.

 
Lea también: ¡Rica! Yoani y su nueva nariz... 'me duele un poco por andar en el arrepinche'

 

A su criterio, no hay una clasificación de los pacientes de acuerdo con  las enfermedades que padecen y del tipo de bacterias con que están contagiados, en su mayoría son adultos mayores.

La afectada detalló que el calor no se aguanta por la falta de acondicionador de aire, además de la presencia de palomas y otras aves que se asoman a través de las ventanas.

Reveló que la sala de aislamiento fue improvisada y habilitada hace pocas semanas, ya que en este mismo piso funcionaba otra sala que fue reubicada en el tercer piso.

 

Las anomalías no cesan

La falta de medicamentos es otro de los viacrucis que tiene que enfrentar los pacientes, añadió.

El desabastecimiento que hay en la entidad hospitalaria obliga a los familiares a comprarlos en farmacias privadas.

La quejosa que presentó evidencias de la denuncia al diario dijo que se siente impotente frente a estas irregularidades.

A todo esto se suma la falta de humanización de algunos funcionarios y personal médico que muestran su indolencia frente al dolor de los familiares pacientes, porque no están recibiendo una atención de calidad y buen servicio.

 
Entérate: ¡Oyeee... Lucho! ¿Qué pasó con Margarita? ¡Cojan Cuerpo!

 

Indicó que a lo largo del suplicio ha tocado las puertas y exigido explicaciones a los encargados de las diferentes salas que ha recorrido su familiar, sin embargo, todo ha sido excusas e  imprecisiones como resultado de un sistema público de salud que está en decadencia.

La mujer advirtió que elevará la denuncia ante el director de la CSS, Julio García Valarini, a fin que conozca la realidad que sufren los pacientes y familiares, especialmente que se hagan los correctivos necesarios.

No dejes de leer